Saturday, November 21, 2009

Elecciones en Chile 1: Frei vs. Enríquez-Ominami

Esta semana Chile ha estado –para variar—en las primeras planas de todos los diarios limeños. El descubrimiento del espía ha vuelto a generar tensiones diplomáticas y políticas con nuestro vecino del sur, en un momento doblemente clave para este país. Chile no sólo se encuentra en plena campaña electoral, sino que además su presidenta Bachelet ha conseguido el mayor nivel de aprobación en la historia post-transición (78%).

El comportamiento electoral de los chilenos dista de la imagen de un país con un sistema político estable. Desde mediados de los noventa, el ausentismo electoral y el porcentaje de ciudadanos no registrados para votar han aumentado significativamente. Alrededor del 15% de registrados no votó en las elecciones del 2000 y del 2005, y los más jóvenes tienden a no inscribirse en el padrón electoral. Si a ello le sumamos las manifestaciones de protesta de escolares el 2006 (denominada la “revolución pinguina”), estamos ante una creciente desafección política en las nuevas generaciones.

Esta desafección se expresa nítidamente en la emergencia de la candidatura independiente de Marco Enriquez-Ominami (Nueva Mayoría para Chile) quien le ha “robado” seguidores a Eduardo Frei (Concertación). De acuerdo con una encuesta del CEP, ambos candidatos se ubican en la centro-izquierda del espectro politico; y el crecimiento en los últimos seis meses del primero (pasó del 13 al 19%) tiene un correlato en la caída del segundo (30 al 26%), aunque aún no lo suficiente como para arrebatarle el pase a la segunda vuelta. Si uno analiza más a profundidad las encuestas, encuentra que precisamente el 32% de los jóvenes entre 18 y 24 y el 26% de los que se ubican entre los 25 años y 34 años votarían por el independiente. El apoyo a Frei en estos grupos etáreos es del 14 y 18%, respectivamente. No sólo hay un gran sector de jóvenes que no participan electoralmente, sino que además aquellos que se inclinan hacia la izquierda no adhieren su voto a la Concertación.

Mientras tanto en la derecha, Sebastián Piñera (Coalición por el Cambio) no tiene competencia. Es el único candidato que ocupa el espacio derecho del espectro. La intención de voto a su favor se ha mantenido en 35%, lo que sería al parecer su “techo electoral”. En este escenario, la Concertación se siente segura de continuar en el poder. La aprobación de Bachelet ha despertado optimismo en los oficialistas quienes confían que Enriquez-Ominami también haya llegado a su límite superior, y que finalmente le termine dando una mano para la segunda vuelta.


Publicado en Correo, 21 de Noviembre del 2009.

Recomendable: Encuestas completas de CEP en este link.

Los videos de la campaña de Frei: Llamando a los chilenos a "unir fuerzas" (video 1) y considerándose "más buen mozo" que Enríquez-Ominami (video 2). Lo que se hace por los votos.

Video 1:


Video 2:

Labels:

1 Comments:

Anonymous Jomra said...

Salud

La desafección de la "política", sobre todo en los jóvenes, es una constante en todos los países en que se va asentando la idea de que votes lo que votes, todo seguirá igual. Y eso en cierta medida es lo que pasa en Chile. Su sistema electoral tampoco ayuda a que la gente participe electoralmente.

Sobre los candidatos, es normal que gente de izquierdas, sobre todo jóvenes, no quieran votar por la Concertación, así que es lógico que les surjan candidatos a la izquierda (y nada difícil, teniendo en cuenta la política real chilena y el peso de la parte democristiana, que de izquierda tiene poco)...

Lo que me ha parecido al menos curioso de la encuesta son los resultados en segunda vuelta, el crecimiento de votos nulos en el caso de un "Concertación contra CPC" (con el candidato miembro del RN), en detrimento del candidato oficialista, mientras que, parece, los seguidores de Concertación tienen más claro que quien no debe ganar es CPC (aunque no totalmente, y el empate técnico, en un "independiente contra CPC" es significativo).

También es interesante saber quién es Marco Enriquez-Ominami, ex PSCh, y que hace nada rompió con los socialdemócratas oficialistas para lanzarse solo, apoyado desde hace muy poco (¿Junio? ¿Julio?) por partidos como el Humanista (fundador de la Concertación, separado de la misma para formar JPM, separado de esta tras acercarse al oficialismo de nuevo pero que las negociaciones para ESTAS elecciones no llegaron a puerto alguno en el tema del reparto de los posibles diputados electos). Los del PH han pasado en nada de apoyar al oficialismo a la alternativa de JPM para terminar de subirse al carro de un ex oficialista (y "ex" desde hace nada, además)...

Hasta luego ;)

November 25, 2009 at 1:58 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home