Monday, May 4, 2009

La cara NO es lo de menos



En las últimas semanas se produjo un debate (¿?) a partir de una portada (y reporte) del diario Correo sobre las limitaciones de la congresista Supa en el manejo del idioma español. Para muchos se trató de la expresión “racista” del director de dicho diario hacia la congresista cusqueña; para otros fue una denuncia periodística sobre la calidad de la representación nacional. Creo que en general, es difícil precisar con certeza si estamos ante un hecho de “discriminación (racial)”. Y no es motivo de este post entrar a esa discusión porque me parece que siempre ganará la posición “políticamente correcta”. Todos sabemos que discriminar es “malo”, no? Entonces por ahí no va el debate. Por el otro lado, siempre alguien acusado de hacerlo puede defenderse. No hay salida al respecto.

Sin embargo, creo que detrás de la discusión se han evidenciado dos concepciones distintas de representación política. Por un lado, la “representación reflejo” (Pitkin, 1967) según la cual el representante debe reflejar y parecerse lo más posible a sus representados. Y por otro lado, la “representación elitista” (Schumpeter, 1942) según la cual son las élites las que deben tomar las decisiones. Extrapolando la interpretación a nuestro caso, los que argumentan en el primer sentido dirían: Supa, con sus limitaciones en el español y con su dominio del quechua, expresa y refleja lo que es el “Perú real”. Los segundos dirían que no, los que deben tomar las decisiones y estar sentados en el Congreso deben ser las elites educadas pues son los que tienen los elementos para tomar las mejores decisiones de gobierno. La primera posición diría que existe una sabiduría popular, que está en el sentido común, en el conocimiento empírico de la vida cotidiana. La segunda diría, que el pueblo es ignorante, que no sabe tomar decisiones, y que se requieren personas informadas y especialistas para el beneficio del país. No creo que podamos decir cuál es la correcta, pero si cuál preferimos. Es un eterno debate. Cuestión de elección.

En la línea de la representación como reflejo, les paso el link de un artículo que acaba de salir en el Public Opinion Quarterly. Bailenson y colaboradores en “Facial Similarity between voters and candidates cause influence” muestran los hallazgos de experimentos realizados en varios momentos antes de la última elección gringa. El artículo muestra que (sobre todo cuando los electores no tienen información sobre determinados candidatos) la similaridad facial entre el votante y el candidato tiene mayor significancia que otras variables (filiación partidaria por ejemplo) para elegir al representante. En otras palabras: la cara importa!

Este estudio obviamente tiene limitaciones, y no hay que tomarse como determinante (no lo interpreten que en el 2001 votamos por Toledo porque se parecía al “median cholo”, no generalicen pues). Pero es una pista por donde explorar, en discusiones que están llenas de dimes y diretes, prejuicios y acusaciones, “racistas” e “correctas”. ¿Cómo se imaginan un estudio similar en el Perú? Si en el 2006, los que defienden a Supa hubiesen tenido que votar entre ella y Luciana León (ambas debutantes en política para entonces), ¿por quién lo hubieran hecho?

Abajo: Fotos de uno de los experimentos del artículo citado.

Labels:

35 Comments:

Blogger Roberto said...

tal vez soy demasiado anacrónico, pero creo que los que nos inclinamos un poco más hacia la representación reflejo (ojo, dentro de los que han participado en la opinión), votamos por quienes representan nuestro interés de clase. si esa persona responde a una cara o no, es otra cosa. y, lógicamente, para llegar a ser candidato de un partido, frente o movimiento, tienes que pertenecer a cierta élite. no votas por cualquiera: votas por alguien que te representa y refleja lo más posible tu interés político, y esa persona está allí en el bolo porque pertenece a una élite. un cruce de ambos tipos de representaciones. en otras palabras, supa está allí porque sobresalió dentro de su grupo social (élite) y representa lo más fiel posible los intereses de sus votantes.

no se trata entonces de que el congreso sea una muestra lo más fiel de la diversidad social y cultural del país. es un reflejo del choque de fuerzas políticas. bueno, debería serlo...

en fin, todo eso es teoría.

otra cosa es que exista eso que cotler llamaba la política de la cara, que no es exclusivo pues de perú (bacán el estudio que citas). creo que tú estabas en esa reunión cuando se discutía sobre por qué la gente vota por humala en el sur y nada que ver que la cuestión ideológica, sino que la gente (posiblemente, debería hacerse un estudio que compruebe la hipótesis) vota por sus parecidos.

un abrazo

May 4, 2009 at 12:40 PM  
Blogger Jorobado said...

La gente vota por diversos motivos: ideologicos (donde estan los componentes de clase), por atractivos personales, por clientelismo... pero todo ello se basa en contextos en los que hay informacion. Pero que pasa cuando no la hay? cuando aparece un desconocido? Ahi aparece la "politica de la cara" en palabras de Cotler? (Por ejemplo, Fujimori en 1990). CID "traduce" la plancha de FUjimori en 1990 como la de "Chino, Cholo, Negro" (Fujimori, San Roman, Garcia) y donde se habria aplicado la "representacion reflejo".

En fin. Bonito tema. A ver si alguien se anima a hacer algo parecido para el 2011. Saludos.

May 4, 2009 at 12:54 PM  
Anonymous Jorobadazo said...

No entiendo tu argumento. Primero presentas 2 concepciones distintas de como DEBERIA ser la representación política [“el representante DEBE reflejar y parecerse...”, “las élites las que DEBEN tomar las decisiones”] y luego citas un estudio empírico de como DE HECHO vota la gente. Son 2 asuntos MUY distintos. Luego dices “No creo que podamos decir cuál es la correcta, pero si cuál preferimos. Es un eterno debate. Cuestión de elección.” What?!! Ambas concepciones son hasta las wiflas! (si se me permite el tecnicismo). ¿Quien dice que esas son las 2 únicas opciones? Como diría tu filosofo favorito “¡Naca la pirinaca!”

May 4, 2009 at 3:23 PM  
Blogger Jorobado said...

Jorobadazo,

1. No digo como DEBERIA ser la representacion politica, sino como DE ACUERDO CON estas dos definiciones se comportan los actores.

2. En que momento digo que son las unicas 2 opciones? No te voy a resumir el debate sobre la representacion politica en 2 parrafos pues, no seas abusivo.

3. El estudio empirico que cito es un EXPERIMENTO y lo cito para discutir la "representacion reflejo", en casos donde NO HAY informacion sobre los candidatos, por lo tanto OTROS posibles vinculos de representacion se ven debilitados (ideologicos, de clase, etc.)

Ya, ya, tu comentario-encuentre-la-falacia bien a la mala. Pasa, pasa, no mas. Sigue la flecha.

May 4, 2009 at 3:33 PM  
Anonymous Anonymous said...

Parece que hay una coincidencia, este tema fue tratado ( en lineas generales) en el último post del gran combo, me gustaria leer tu opinión sobre lo que ahi se dice, 1 saludo.

May 4, 2009 at 4:48 PM  
Anonymous Cirilo said...

Crea un juego: "Encuentra la falacia"

May 4, 2009 at 5:40 PM  
Anonymous manuel said...

buen post.

por ratos me dio la sensación que en esa "representación reflejo" en el debate (que mas bien fue un cargamonton de "rechazo") hubo una mezcla rara de "nostalgia y romanticismo". y hasta momentos "divertidos" como la aparición de las voces autorizadas al respecto...

en fin, una vez mas "lo politicamente correcto" dominando el debate, que casi siempre, como dices, propone un debate sin salida...

saludos,

May 4, 2009 at 6:35 PM  
Blogger Jorobado said...

Anonimo, el tema ha sido tratado en muchos blogs, precisamente porque son tantos no hago referencia a ninguno. No quiero "personalizar" el debate.

Cirilo, si pe, esta de moda encontrar la falacia...pero tambien ya saben que "el que me busca, me encuentra".

Manuel, hay algunos debates que ya sabemos de antemano quienes "ganaran". Problemas de auto-estima en el fondo, creo.

May 4, 2009 at 7:57 PM  
Blogger Letras del Sur said...

Frente a lo que Aldo M. escribió en su editorial sobre Hilaria Supa no se puede ir con medias tintas. Todo lo que Aldo vertió en ese texto es insostenible además de desagradable como todo lo que diariamente escribe en su columna.

Estoy seguro que tú lo has leído detenidamente. Por qué no has hecho ninguna mención directa sobre el contenido de su editorial? Tienes alguna postura crítica frente a ello? Cuál es?
Aldo M. maltrató a una mujer sin considerar todas las circunstancias de vida por las cuales atravesó. Es más llega a culparla por su escasa preparación como si a Aldo M le constara que la congresista Supa no tuviera la voluntad de mejorar su condición.

Como diariamente nos tiene acostumbrados, Aldo no expone argumentos sino que agravia impunemente a quienes no están de acuerdo con él.

Eres columnista de un diario en el cual su director y un columnista como Andres B. se caracterizan por practicar un periodismo de la peor ralea. Ello no convierte a los demás columnistas en voceros de su pensamiento, pero es necesario un deslinde categórico (o lo contrario tal vez) porque el silencio brinda un respaldo que personalmente no comparto y que de ninguna manera aceptaría.(y que creo que alguien como tú que posee momentos de lucidez tampoco compartiría)

La explicacion de tu post es pertinente para comprender dos móviles que guían la elección de un candidato, pero quienes te leemos, al menos yo, deseo saber si discrepas no tanto de las opiniones sino sobre lo que escribio Aldo M.

Va a llegar el momento en que más que sumar, tu vinculación a Correo te va a restar porque como lo veo el tono no va a bajar. La agresividad va a ser mayor. Y frente a ello no hay concesión posible.

La corrección política (y tb ética) no es patrimonio de nadie en especial: es una actitud saludable y admirable sobre todo cuando imperan los agravios y los ataques barriobajeros a los que continuamente apelan Aldo y Andrés B.

May 4, 2009 at 10:49 PM  
Anonymous Jomra said...

Salud

Creo que en Correo se equivocaron por completo en el enfoque de la noticia si su intención era plantear el debate de si elitismo sí o elitismo no. El artículo es ofensivo "más allá" de lo políticamente correcto (y algo se olería Mariátegui cuando lo puso en portada en Lima pero no en Cusco, cuando ella es representante por ese distrito electoral), en tanto que el análisis sobre Supa no pasa del dedo acusador y los chistes fáciles, y se dejan buena parte del texto en "desprestigiarla" y tacharla sin siquiera hacer un estudio comparativo con los "letrados" del Congreso para sustentar mínimamente la posición del teórico debate que AM dice plantear.

Una vez dicho esto: Es una eterna discusión, como lo es entre el despotismo ilustrado, la democracia formal y la democracia directa (este últimos tema, si no mal recuerdo, usted lo está estudiando, ¿no?), y como en su momento dije (perdón por la autorreferencia), si Mariátegui plantea que las elecciones de congresistas "tipo Supa" (que sí tiene un bagaje de líder popular -para lo bueno y lo malo-, muy superior a otros congresistas que se presentaron... bueno, dinero, familias, negocios, etc.) nos llevarían a una oclocracia (deformación aristotélica de la democracia), el sistema elitista es sin dudas una oligarquía (también deformación aristotélica de la democracia), y esto lo digo usando las mismas categorías conceptuales que él usa para defender su visión elitista de la democracia (¿a alguien le sorprende realmente esto?).

Aun así, donde la mercadotecnia prima en las contiendas electorales (sobre los debates de ideas y demás), está claro que el "parecerse más" trae votos (y en un sistema de voto obligatorio, donde el mismo no es reflexivo ni fiel, ni ideológico ni nada de nada, más aun), al igual que otros aspectos del candidato como representar el "futuro aspiracional" de "todo ciudadano" o la "imagen de lo bueno". También por eso se juega mucho con los prejuicios y se incentiva la parte positiva de los mismos (chino trabajador, etc.), la imagen sin dudas es importante y, a la vez, "un problema", en tanto que no ayudan al voto razonado.

Pero esto último no es solucionado con el elitismo en el voto para nada, dentro de la élite que se puede presentar, si el voto activo sigue igual, se escogerá al que cumpla más puntos entre la demagogia y la apariencia, como ha sido históricamente, y si metemos el voto censitario ya no podemos hablar de democracia sin sentirnos profundamente cínicos. ¿No?

Hasta luego ;)

May 4, 2009 at 11:21 PM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

Saludos,

Sin duda la cara no es lo de menos. "Esa cara no engaña" se dice popularmente. Se note cuál es la disposición real de aquél que afirma espontaneamente tal dicho popular y cuál es su perpectiva para reconocer(se) en el otro mediante tal frase: el engaño como posibilidad inevitable y tolerable. Se traslade el problema al nivel del elector medio, comunicación y cultura política y demás factores y variables pertinentes. Para el presente post valdrá sin duda la pena recordar uno de las variables "intervenientes" más interesantes: El motivo por el cual "la cara no es lo de menos", es decir, la completa y progresiva in-distición entre esfera pública y esfera privada gracias a la tecnología. Al "partido del candidato" y al catch-all-party corresponden pues el issue-voter.

La comunicación política (CP) sabe bien, sin embargo, que nada de esto remplazará nunca uno de los secretos de toda buena cara "que cuenta" (como diría el abuelo Giovanni "canuto" Sartori), es decir, el Carisma político (entendido espuriamente como "empatía" "social" según el intersubjetivismo de la sociología política).

A proposito de psicologías sociales y evidentes problemas de autoestima - me permita el comentario al margen - , hace bien Ud. en aclarar en el primer parágrafo cualquier eventual forma voluntaria de parasitismo sociológico o culturológico en general. Tal vez pueda citarse brevemente el más significativo de entre ellos, el más solitario en el debate solitario y autoreferente sobre el inevitable nexo discriminación y el tema del presente post. Me refiero al artículo aparecido en Virtud y Fortuna, donde un lingüista anarquista (o lo contrario, mejor dicho. Por suerte rápidamente evidenciado por el mismo Tanaka) nos ilustra eficazmente por dónde NO se deberá responder a la pregunta de este post. Mérito de tal artículo y de muchos otros sin duda, es el buen timing que han demostrado en criticar al diario Expreso en concomintacia con el debate del precedente post. Como se diría en la escuela de mi prof. Don Cayo Habermas : 18 en marketing lógico y comunicación política.

Pero regresemos al Post. Una de los éxitos - por su lado meramente político-comunicativo (ojo)- de la "representación elitista" es, creo yo, precisamente absorber completa y funcionalmente la "representación reflejo" a través de la técnicas de la comunicación política. El representante debe reflejar y parecerse político-comunicativamente lo más posible a su representado. Se trata de una ficción perfecta y mucho más real, diría, que la del cuento el "congreso" de Borges. Esto último porque la persona real también es una variable comunicativa (se observe la estrategia CP de Berlusconi o de parlamentarios carismáticos). Aquí todo vale: prejuicios y valores, vida pública y privada: se vea el excelente marketing CP mundial de Obama: dar un significado a la cultura política de todos los descorazonados pacifistas y demás esencialistas democráticos (de izquierda). Cualquier issue actual a la mano (el museo por ejemplo), cualquier culturologismo (la infalible "discriminación" por ejemplo), cualquier estereotipo o bias colectivo es posible (ver el marketing pre- y post-electoral): "el profesor-chino" (Fujimori), el "indio-lustrabotas superado e ilustrado": Toledo; el "limeño" culto (Vargas Llosa). La misma raza o el victimismo (la más infalible de todas) valen siempre come recurso: basta que se (des-) asocie debidamente los contenidos según timing y oportunidad política. En pocas palabras, es el preciso timing y el imaginario político dirigido y bien piloteado (se vea el caso del museo).

Si vemos ahora el caso de Supa, sin duda los que defienden éticamente o critican simplemente las limitaciones de su español andino defienden más bien LA propia concepción esencialista y substancialista de la representación democrática (ni siquiera pertinente por lo demás dado que la representación jurídico-legislativa está echa in primis de funciones y cargos electivos y potestativos).

Resaltar, defender o criticar apasionadamente una limitación, un vicio o una virtud (raro) en un representante público es una completa perogrullada, desde el momento que en todos los parlamentos son aceptados y tolerados como tales (según el propio Bias de los grupos parlamentares. El voter no cuenta luego de las elecciones (cfr. Public choice)).

Cualquier tipo de congresista, ya sea el transexual (Italia), el maricón (Holanda), la porno-star (italia otra vez), el troskysta lógico (todavía no lo eligen), el cara de Haba, el nacionalista sin nación (los humalistas), la reina de belleza: todos los bestiarios y combinaciones posibles nunca se vuelven en issue político por sí mismos (por el motivo de la in-distición mencionada al inicio), si no son debidamente asociados a un contenido político, un issue y su buen timing. Para usar la rica y sabrosa falacia lógica tan de moda como ejemplo de buen timing: "la congresista Supa es discriminada" POR el "diario expreso" ERGO "todos los que escriben en ese diario discriminan". Falacias de la parte contraria son igual de posibles y ociosos obviamente (me anticipo al inevitable anónimo de turno, que se prepara a responderme).

finalmente sobre la frase "la cara importa" yo reformularía la frase contextualizándola de esta forma: la imagen (Eikon) tal cual, importa.

saludos,

Giovanni
i.A. Geviert-Kreis

May 5, 2009 at 5:14 AM  
Anonymous Ciberprogresista said...

Notable, simplemente resumiste todo el debate muy bien. Ahora sinceramente no creo que la intencion del diario haya sido discriminatoria (al margen de otras discrepancias con Aldo Mariategui). Cada vez exigimos mas de nuestros representantes, y los tildamos como queremos y les hacemos ver sus errores y salvo ellos nadie se queja. En el caso de Supa, decirle que mejore su instruccion no creo que haya sido discriminatorio. Algo escribi al respecto, y quiero hacer notar un pequeño pero gran detalle: "Curioso, mientras en Lima las muestras de “solidaridad” para con Supa fueron mayoritarias, en Cusco (donde fue elegida), la reacción fue contraria. Allí la mayoría cuestiono el poco interés de la parlamentaria por mejorar su instrucción una vez instalada en el parlamento. Algunos más, mostraron indignación y vergüenza ajena (“Esto es lo mejor que tenemos!!!”). No me sorprende, que sea una de las representantes peor valoradas por los cusqueños."

[Como se explica eso??? Sera que Lima quiere más Supas mientras Cusco y otras regiones del interior, más Valle Riestras????]

En todo caso es cierto que el congreso debe ser el "reflejo" del pais, pero tambien es innegable que es necesario avanzar hacia una mejor "calidad" representativa. Yo me inclino por la bicameralidad.

May 5, 2009 at 7:39 AM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

saludos,

si fuese tan amable de corregir mi comentario donde escribo "expreso" por "Correo", o se considere simplemente. Disculpas al lector. Muchas gracias. Giovanni

May 5, 2009 at 7:50 AM  
Blogger Roberto said...

¿De dónde ha salido que se quieren más Hilarias Supas y menos Javieres Valle Riestras? ¿Alguna cita?

Ahora, es interesante la reacción en Cusco, que cita Ciberprogresista. Eso puede tener muchas interpretaciones. Marisol de la Cadena decía justo sobre eso (y en Cusco) en su ensayo "Las mujeres son más indias":

"La capacidad de trabajo, como es de esperar, también está incorporada en la diferenciación étnica: "los indios no saben trabajar tan bien como los mistis" es una afirmación aceptada entre los comuneros de Chitapampa. Combinando criterios étnicos y de género, las mujeres indias serían las que menos capacidad de trabajo tendrían. Incorporando en las definiciones locales los cambios regionales -en los que, como veremos, la ciudad cobra importancia como fuente de poder económico y prestigio político- la noción y valoración chitapampina del trabajo se ha transformado para incursionar en la esfera urbana: los "más" citadinos trabajan "mejor" que los menos urbanizados, lo que además coincide con las redefiniciones de diferenciación interétnica."

Ciberprogresista, allí tienes más elementos para ver por qué la reacción en Cusco.

Saludos.

May 5, 2009 at 7:54 AM  
Anonymous robertofelipe said...

Lamentablemente nuestro sistema electoral tiene muchos errores, claro que uno busca la igualdad, equidad y lo que quieran, quizá por que en muchos de nosotros es inherente, pero hay cosas que se tienen que manejar de una manera lógica, la Sra Supa y mucha gente que ha llegado al congreso tiene el mérito de los votos, pero lamentablemente no están bien preparados para el cargo, aunque muchos digan lo contrario, que todos tienen derechos y derecho, saben que en el fondo, la necesidad que nuestros representantes sean los mas preparados posibles es necesaria, no creo que sea racismo, si no buena representatividad, ahora, controlarlos ya luego de elegidos es otro punto.

May 5, 2009 at 10:17 AM  
Blogger Jorobado said...

Arturo, mi post no es sobre la editorial de Aldo M. sino sobre las ideas de representación política detrás del debate. Eso no me parece ir con “medias tintas”. Ahora si quieres mi opinión, yo creo que Mariátegui sabía en lo que se estaba metiendo y la reacción que se le iba a venir encima. Bueno, finalmente pidió disculpas a Supa, no? Gracias por tus consejos, pero yo creo que inclusive en mis colaboraciones en Correo va a ser posible marcar mis diferencias con él, que las hay.

Ahora, Jomra, si pues, yo creo que el informe de Correo hubiera sido más efectivo –si esa era la intención de su director—de no personalizar en el caso de una sola congresista. Pero insisto, el tema de fondo es qué tipo de representación política queremos. Como dices tú, históricamente hemos divagado entre la demagogia y la apariciencia.

Giovanni, gracias por poner la discusión en los términos de cultura política, porque precisamente creo que los “especialistas” en este tema se guían por sus subjetividades antes que por estudios serios. No tengo más que agregar a tus argumentos.

Ciber, como dice Roberto, sería interesante mostrar más evidencia sobre la reacción al caso en el Cusco. Precisamente los “pro-quechua”, los “anti-discriminación” se olvidaron (¡) de la interpretación que se dio a este caso fuera de Lima.
Gracias por sus comentarios y contribuciones al debate.

May 5, 2009 at 10:20 AM  
Blogger Letras del Sur said...

Carlos, te repito: no te pregunté una opinión sobre las reacciones ni sobre lo que Aldo haya previsto que sucediera eso es anecdótico. Solo él lo sabe.

Se trata de tu postura frente a lo que el director de Correo hace diariamente: AGRAVIAR, MENTIR, DIFAMAR, NO ARGUMENTAR, AMPLIFICAR MALENTENDIDOS,ETC. Es decir, todo lo contrario a lo que un comunicador responsable debería hacer. el caso Supa es uno más dentro de una larga lista de ataques y de afirmaciones desatinadas. Aldo M exige lo que no da: tolerancia.

Aquí no está en juego la sinceridad ni la valentía en decir lo que uno piensa. Concuerdo totalmente con Jomra: si la intención era llamar la atención sobre la preparación de los congresistas porque enfilar solo contra esta mujer? Ahora crees tu verdaderamente que la intención prioritaria de Aldo M era esa o levantar revuelo irresponsablemente?? en fin eso solo lo sabe él pero tu tienes una postura frente a ello y como frecuente lector de tu blog me interesa conocerla.

-"Y lo cortés no quita lo valiente: si he herido la sensibilidad de Supa, pues ofrezco mis disculpas. Pero el artículo está bien hecho; se han recogido opiniones opuestas, no miente, no difama, no injuria y menos discrimina. Sólo recoge una realidad: la señora escribe muy mal en castellano (y ojo que su producción legislativa es ínfima)".

ESTO ULTIMO DEBERIAMOS INTERPRETARLO COMO UNA DISCULPA LEGÍTIMA? ES DECIR Aldo considera posible que Hilaria Supa no se haya sentido ofendida por ello el "Si....."

Lo más preocupante es que a menudo se ampara en tus opiniones para reforzar sus desatinos y no siempre en tus mejores textos.

Carlos: la lucidez de un intelectual adquiere mayor brillo cuando contribuye a clarificar aquello que solo es comprensible por los iniciados en la materia haciendolo extensible a cualquier individuo. Ello denota solidaridad e interés por la pedagogía política. También ocurre cuando oportunamente toma postura y distancia de aquello que lo desprestigia.

De esa manera los lectores y los ciudadanos en general toman a los comunicadores como referentes; suscriben sus posturas porque las conocen (mas allá de lo acertadas o no que sean)

Como lo veo, urge que te manifiestes al respecto.

Saludos,

May 5, 2009 at 12:49 PM  
Blogger Jorobado said...

Arturo, en serio, muchas gracias por tus recomendaciones. Quizás no tenga mucha experiencia, pero si algo he aprendido con los años es a tener paciencia. No veo el apuro. Quizás me equivoque en colaborar con Correo, quizás no. El tiempo lo dirá.

May 5, 2009 at 1:00 PM  
Blogger Daniel Salas said...

Carlos: Creo que no es necesario justificar lo injustificable. Esa nota de Correo está inspirada en los prejuicios y el racismo. Tú no la suscribiste. Eso ya lo sabemos. Tú no eres responsable por lo que escriba Aldo Mariátegui. También lo sabemos. Pero al poner las cosas de la manera en que ahora las pones abres la posibilidad de que creamos que Aldo Mariátegui tuvo algún tipo de razón en su ataque a Supa. Es una lástima que te compres un lío que no era el tuyo.

May 5, 2009 at 4:30 PM  
Blogger Jorobado said...

Daniel, no me compro ningún lío, ni suscribo la posición de Aldo Mariátegui (para que no queden dudas). La idea de este post es ordenar los terminos del debate desde una discusión sobre representación política.

May 5, 2009 at 5:25 PM  
Anonymous Anonymous said...

Qué raro, Daniel Salas saca una conclusión lógicamente inválida a partir de un texto tuyo, y ni rendón ni los filósofos saltan! no me parece. (te diste cuenta que para cuidar sus espaldas dice "abres la posibilidad"? gracioso...). Todos aquí debería estudiar pragmática más que lógica y ciencias políticas, y toda la discusión se acabaría se verían clarito lo que cada quien 'dice'=quiere decir.
Bueno, Joraba: encontré 20 falacias en tu texto. Ja! es una broma, por supuesto. Solo encontré 7. Estás mejorando. (Pero compadre, por qué estás con mariátegui!). Ok, Salu2.

May 5, 2009 at 7:26 PM  
Blogger Jorobado said...

De dónde sacan que estoy del lado de Mariátegui? Si es Mariátegui el que está del mio (ja!). Es alucinante, escribir en Correo parece un pecado capital. Para reivindicarme tendré que publicar mi libro en editorial las Paulinas.

May 5, 2009 at 7:32 PM  
Anonymous Anonymous said...

Escribir en Correo no es un pecado, disculpa si te molestó. Cuando dije "por qué estás con mariátegui" quise decir por qué trabajas cerca de él. Lo hago porque me case bien, no te vaya a contagiar la gripe N1H2, que dicen que en mariátegui el virus del N1H1 ha mutado y la enfermedad se manifiesta en una cosa muy mala: estupidez pura marcada por momentos de delirios aristocráticos y alergia a la izquierda (esto último no es tan malo, depende en realidad de cada caso patológico). Pero no uses el adjetivo "capital" con algo relacionado con Aldo mariátegui pe', no te pases. Lo máximo que ese compadre puede llegar a ser es 'villorrio' o 'caserío' nomás. Y no te metas con las Paulinas, no seas faltoso, bien que leías la biblia editada por ellos!

May 5, 2009 at 9:19 PM  
Blogger Ronny Lionel said...

"Como lo veo, urge que te manifiestes al respecto."

Para ese Letras del Sur todos los columnistas de Correo deben ser quemados en la hoguera. ¿También Breña Pantoja? ¿Por qué no le pide un deslinde claro también a él?

"O estás con nosotros, o estás contra nosotros". Qué tal ese "Letras del Sur", es más intolerante que Mariátegui. Si así son los caviares, entonces yo prefiero ser fujimorista.

May 5, 2009 at 11:14 PM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

Saludos,

al parecer reina completamente la ociosa suspicacia y el comentario anodino en este debate. No bastó el parágrafo inicial al parecer.

Poco a poco la pregunta del presente post queda completamente abandonada. La impertinecia en relación al problema de fondo se pasea soberana. En vez de contribuir a la claridad del problema desde cada especialidad y area de competencia, todos afirman sobre lo valido o invalido del comentario lateral, todos dan recomendaciones ociosas, que se presenten disculpas (legítimas!), que no se justifique lo "injustificable", etc, etc y etc.: NADA de significativo es afirmado (además) en relación a la pregunta. NADA.

Ni siquiera en los blogs de investigadores europeos comunistas o neoliberales radicales, declarados y confesos - donde se esperaría el caos total y la arrogancia del anónimo de turno - los participantes hacen un (1) sólo comentario ocioso para personalizar el debate en base a tal o cual afirmación idiosincrásica o posición ideológica del debate mismo o del post. No porque no se deba, sino porque simplemente se sabe que se trata de "luchar" en contra o a favor de la pregunta que se ha puesto y la respuesta que se quiere dar. Sobretodo intentar acercarse (almenos) al problema puesto, que está siempre más allá de cualquier manierismo intelectual o del filosofema de parte. Basta de manierismos y mariconadas pues, Señores, almenos virtualmente. Ahora saben porque se pierde el "mínimo" de cordialidad. Si este es un ejemplo del sentido de la multidiciplinareidad que se maneja en Latinoamérica, en realidad lo único que se ve es - como dicen uds.- el completo "recurseo" académico. Siempre un cuarto, siempre cien gramos de todo un poco, siempre de aquí y allá, siempre la buena lógica, la buena filosofía, la buena recomendación, la buena ética, la buena justificación, la buena episteme, el buen destino, la buena vida.

No sería una mala idea colocar alguna forma de moderación sin censura para saber de antemano a quién se deberá saltar completamente en la lectura. A quien proteste se le dará su Coquito bajo el brazo para que aprenda a escribir y repetir únicamente las siguientes dos palabras: (multi)disciplina y pertinencia.

A proposito de la Coquito-issue y la pertinencia en los comentarios, quisiera dar ahora mi aporte para no quedar en la mera crítica correctiva y voluntariamente destructiva. Quisiera recuperar el UNICO (1) comentario que me parece pertinente hasta ahora, el del Sr. Robertofelipe, de formación contador (ojo) según su blog y con la única pretención de opinar pertinentemente. Robertofelipe afirma:

"Lamentablemente nuestro sistema electoral tiene muchos errores, claro que uno busca la igualdad, equidad y lo que quieran, quizá por que en muchos de nosotros es inherente, pero hay cosas que se tienen que manejar de una manera lógica, la Sra Supa y mucha gente que ha llegado al congreso tiene el mérito de los votos, pero lamentablemente no están bien preparados para el cargo".

Exacto. El sistema electoral. Depurando ahora la opinión de Robertofelipe en los términos del problema puesto se puede observar el problema técnico de fondo y los efectos del mismo (el "caso Supa", la "cara que cuenta" precisamente). Pasando ahora a la Coquito-issue, es lo que precisamente aparece en el cuestionado artículo, citando a un tal Percy Medina. Por suerte no conocemos ni tal Diario, ni ninguno de estos señores, ni a ninguno de uds.(por suerte dos veces) para que se nos descalifique evasivamente. El texto dice: ""Los partidos políticos son los únicos autorizados a presentar listas de candidatos (al Congreso) (...)" Exacto. El problema técnico aquí, bien intuido por Robertofelipe, se refiere in primis a las modalidades de CANDIDATURA y la ley de Partidos Políticos (la denominada "democracia interna",Título V, Art.23-24). Si vemos el problema en términos de accountability, pregunto: ¿Cuántas "Supas", cuántas caras "bonitas o feas", cuántos personajes del Bestiario citado en mi anterior comentario se descubrirían? Dado que no existen en el Perú mecanismos formidables como el recall o las "primarias" (se pregunte al Jorobado por los términos), la única posibilidad parece ser operar a nivel de ley electoral para evitar la enésima "cara de haba" que cuenta.

Ojo que no estoy tocando el núcleo sociológico "sacrosanto" de la Representación democrática (derechos políticos y demás), sino preliminarmente su lado meramente técnico-legal. Dado que, como sabemos (Sartori, Lipset, Rokkan, Duverger,etc,etc y etc), no sólo la ley da forma a un partido político o a un sistema de partidos, se pasará a ver otros aspectos, por ejemplo la Cultura política (no sólo del elector, sino la del Partido y sus candidatos), el problema teórico y práctico de las listas abiertas/cerradas, bloqueadas, no-bloqueadas, etc.; la denominada "ingenieria electoral" (Sartori) o el clásico debate del "voto preferencial" (Nohlen). En efecto, es precisamente la elección interna, intrapartidaria, "a dedo", de tal o cual candidato por "la cara", por su posición y fuerza al interior de los interés internos del partido, que nos generan finalmente tal o cual Supa, tal o cual "cara bonita", tal o cual "flojo" y toda la lógica clientelar interpartidaria, extra-partidaria y post-electoral que conocemos. No se crea que es un problema sólo vuestro, es uno de los "huesos más duros" de las investigaciones sobre el caso de todos "los Supas" flojos o virtuosos, las "caras bonitas" (se vea el reciente escándalo en Italia en relación al Parlamento europeo).

Se hablará paralelamente de comunicación política, si se quiere, es decir, nos preguntaremos "por qué tal cara SIGUE contando (Keiko por ejemplo)". Se preguntará también porqué la prensa (el tal Mariategui) se ocupó de la tal Supa y no de Fulano o Mengano. Todos los medios de comunicación siguen una precisa línea editorial. El tal Correo vale la República o el Comercio, el País de España, Il Corriere de Berlusconi, el Spiegel de Alemania o el Diario del Partido de los camionistas suizos o del sindacato de las prostitutas de Hamburgo. Basta de perogrulladas. A esto se llama modernamente pluralismo. Cada quien compara, medita y se pronuncia, desde el momento que todos siguen una línea, hasta los blogeros asociados en coaliciones, los im Gevierts, los municipalistas (cibern)éticos y los "clubs".

Al final, en esta ociosa coquito-issue, entrarán al rodeo los sociólogos, los "gender studies", y muy, pero muy al final los filósofos-éticos y los lógicos (no la filosofía ni la lógica, se lea bien). Como diría Popín iglesias finalmente: "qué bonita familia", es decir, una bonita familia auto-disciplinada, sin manierismos intelectuales, ni mariconadas (a pesar de Popin). Con esto último quiero concluir afirmando con una broma que se incluya el humor, la jerga deportiva, los jorobadazos, los danieles, los varguitas, los sureños, los anónimos, los municipalistas y todo los demás, pero al menos se presente al final del (pseudo)comentario un (1) sólo aporte pertinente en relación a la pregunta puesta, al menor por respeto al lector que no participa y los lee. Sobretodo se esperaría un comentario pertinente de los especialistas ausentes y (almenos) de los que escriben desde buenas universidades, más una completa casualidad, una fortuna, que una virtud al parecer.

cordialmente,

Giovanni,
i.A. Torquemada-Kreis

Ps. disculpas al lector y al administrador del blog por la extensión y el modo.

May 6, 2009 at 6:13 AM  
Anonymous Anonymous said...

Dentro de los varios problemas que hay, creo que hay dos que me llaman la atención: 1.) efectivamente, la ignorancia de la gente para votar y los estereotipos de uno y otro lado que entran a tallar al momento de las elecciones ('son ignorantes' por un lado, 'son caviares' o 'son de plata' por el otro). Y no hablo de Supa en especial, sino de otros candidatos. Pocos sabían que Supa ha sido premiada varias veces por su trabajo, por ejemplo. "Qué nivel"? Realmente solo un tonto sin mayor inteligencia para analizar podria decir eso. Que yo sepa Hildebrandt o Aldo Mariátegui no le han ganado a nadie en comparación con Supa, así que son ellos no Hilaria Supa los que tienen que ubicarse. tanto más si ellos tuvieron la suerte de recibir educación formal (lo que obviamente, por lo visto, no hace mejor a la gente) y Supa no. 2) Qué hacer frente a este problema. Una cosa es el diagnóstico de la situación desde cualquier teoría que se quiera. 'Las caras' importan, la identificación, hay huecos legislativos, etc. Muy bien, pero qué se puede hacer al respecto? Es un problema solo de comunicación? A mí me parece que es mucho más grande, y tiene que ver con la sociedad humana (asi en general, valgan verdades que con un estudio más serio esta frase se deberia redefinir). La idea de estereotipos e identificación cultural no es nueva, pero sí persistente. Cambiar la ley está bien para llenar los vacíos, pero yo no creo que eso cambiaría las cosas. Soy más bien bastante escéptico. Pero, solo para completar la idea, lo de las caras (la identificacion que con ellas) es una idea un tanto superficial superficial, Jorobado y lectores, en tanto creo mas bien que "las caras" es un aspecto que debería llevarnos a algo mas profundo (para sacar un poco de roncha, citare a Althusser, quien hablaria de 'ideologia' e 'Ideologia' que nos interpelan).

May 6, 2009 at 9:45 AM  
Anonymous Anonymous said...

Dentro de los varios problemas que hay, creo que hay dos que me llaman la atención: 1.) efectivamente, la ignorancia de la gente para votar y los estereotipos de uno y otro lado que entran a tallar al momento de las elecciones ('son ignorantes' por un lado, 'son caviares' o 'son de plata' por el otro). Y no hablo de Supa en especial, sino de otros candidatos. Pocos sabían que Supa ha sido premiada varias veces por su trabajo, por ejemplo. "Qué nivel"? Realmente solo un tonto sin mayor inteligencia para analizar podria decir eso. Que yo sepa Hildebrandt o Aldo Mariátegui no le han ganado a nadie en comparación con Supa, así que son ellos no Hilaria Supa los que tienen que ubicarse. tanto más si ellos tuvieron la suerte de recibir educación formal (lo que obviamente, por lo visto, no hace mejor a la gente) y Supa no. 2) Qué hacer frente a este problema. Una cosa es el diagnóstico de la situación desde cualquier teoría que se quiera. 'Las caras' importan, la identificación, hay huecos legislativos, etc. Muy bien, pero qué se puede hacer al respecto? Es un problema solo de comunicación? A mí me parece que es mucho más grande, y tiene que ver con la sociedad humana (asi en general, valgan verdades que con un estudio más serio esta frase se deberia redefinir). La idea de estereotipos e identificación cultural no es nueva, pero sí persistente. Cambiar la ley está bien para llenar los vacíos, pero yo no creo que eso cambiaría las cosas. Soy más bien bastante escéptico. Pero, solo para completar la idea, lo de las caras (la identificacion que con ellas) es una idea un tanto superficial superficial, Jorobado y lectores, en tanto creo mas bien que "las caras" es un aspecto que debería llevarnos a algo mas profundo (para sacar un poco de roncha, citare a Althusser, quien hablaria de 'ideologia' e 'Ideologia' que nos interpelan).

May 6, 2009 at 9:47 AM  
Anonymous Anonymous said...

Sobre eso de que 'nuestros políticos deben estar preparados' hay una gran falacia (sin alusiones personales): por qué se iguala preparación o inteligencia con educación formal? Mucha gente ha demostrado que la educación formal no te hace mejor persona, ni mas inteligente. Alo??? Alan Garcia? Martha Hildebrandt? Aldo Mariategui?
Yo creo que pedir educación formal, doctorados, etc, está bien como parte de la informacion sobre el candidato, pero no debería ser un requisito para postular. Lo unico que gente como el comentarista Roberto Felipe hace (seguramente con buena intencion) es perpetuar estereotipos que justamente llevan a la gente a considerar a alguien Martha Hildebrandt como una persona culta.

May 6, 2009 at 10:00 AM  
Anonymous Anonymous said...

Bueno como seria en el Peru que hay tanto autoodio, es decir en las ciudades y sobretodo en Lima hay ese sindrome de querer erradicar sus raices andinas, provincianas, sobretodo en los jovenes que adquieren la identidad del "cholo", "cholo chill out" diras tu, para desmarcarse de sus padres.
Entonces muchos votarian por Lucianita de forma "aspiracional", a la que quisieran parecerse no por lo que son.
Entonces ese estudio no serviria en Peru a menos que se estudiara con quien se "identifican" aun racialmente los votantes?.
Ojo que en Cusco ciudad, hay mucho mas racismo que en otras partes justamente por que se parecen mas a los indios y tratan de marcar la diferencia.
Dios mio, parece que no conocieras el Peru.

May 6, 2009 at 7:02 PM  
Anonymous Jomra said...

Salud

Contestando un poco a D. Geviert-Kreis, si me permiten:

El problema electoral no es meramente técnico, ni de lejos. La cuestión (más que problema) es siempre política (el propio Nohlen lo resalta cada vez que puede), el sistema, sin ser condición suficiente o única, es la que genera la cultura electoral (y esta matiza o pule el sistema, y así espiralmente). Efectivamente, las leyes de partidos más las demás electorales no generan por sí cultura política determinada, pero sí la moldean, y lo mismo a la inversa.

Cuando menciona lo de "preliminar" como meramente "técnico-jurídico" yerra en la base, es un tema fundamentalmente político, el cómo se elige nos indica el sistema de «Representación democrática» posible, fíjese qué tan importante es ese primer paso, que acá estamos debatiendo (es lo que propone Jorobado para debatir) justamente la base previa a la configuración legal concreta, que son los requisitos para candidatear, esa base se genera a partir justamente de la concepción que se tenga de la democracia representativa.

El experimento que enlaza Jorobado, además, va a lo previo al sistema electoral (tanto la parte cultural como la legal que la sustenta-crea-mantiene), esto es, nos muestra cómo en un entorno sin información existe el reflejo de forma clara en la elección, ante una única información (visual) elegimos con un yoísmo (permítanme el palabro) "curioso", es el sistema electoral (en su concepción más amplia) la que determinará condiciones de difusión de información, acceso de candidatos a la carrera, facilidad del voto, requisitos para ejercerlo, etc., que modifican totalmente el mero reflejo para llevarlo por otros lados (no necesariamente mejores), y todo sazonado con determinantes sociológicos, sociopolíticos, mercadotécnicos, y un larguísimo etcétera.

Hace mal en comparar el tema de Supa con las "modelos de Il Cavaliere", me atrevo a afirmar que Supa es un buen ejemplo de "líder político" (que va mucho más allá del mero "reflejo electoral"), que en unas elecciones primarias, internas o abiertas generales hubiese igualmente salido (no es una "recién" llegada en esto de las movilizaciones, políticas comunales -hasta Correo le marca el tanto de impulsar la alfabetización de mujeres en los valles de donde ella es-, etcétera). Por eso es tan desatinado el artículo de Correo incluso para plantear el debate acá presente, por eso es tan hispanocentrista (y de ahí el epíteto de racista o discriminador) que el acento se pusiera en su escritura en castellano siendo quechuahablante, que se cebara con una persona con pobres métodos cuantitativos y no cualitativos de su actividad parlamentaria, que la pusiera de ejemplo de por qué va mal el Congreso en vez de indicar todos los casos de corrupción que atañen a nuestros letradísimos representantes, etc.

Hasta luego ;)

May 7, 2009 at 12:01 AM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

Saludos,

gracias antes que nada a los tres anónimos por retomar el hilo. A ver si nos mantenemos en la línea de manera que se motiven los demás. A modo de respuesta ahora: A los tres anónimos posteriores a mi último comentario y al resto me permito recomendar el árticulo de Tanaka al respecto. En tal árticulo se encontrará un buen encuandramiento descriptivo-ilustrativo del problema de fondo. Si desean una respuesta al problema, como noto en los comentarios, entonces abandonen completamente el artículo recomendado y regresen a este debate (o a otro). El artículo, en efecto, da un buen cuadro descriptivo-ilustrativo, pero nada más (no lo pretende al parecer). De tal buen cuadro nos esperaríamos un pista hacia un buen COMO. Pero bueno, para eso están los debates para complementar las lagunas. Tal vez Tanaka se anime a participar con nosotros ( para poder conocer el kown-how técnico, el cómo de ese buen artículo, que es el "jugo" que se espera finalmente).

Dicho esto, veamos los puntos de los tres anónimos. Primer anónimo: la roncha no basta, la pomada propuesta ("sociedad humana") tampoco, hay que empezar amputando el brazo del problema, si todavía no podemos cortarle la cabeza. "ideología", althusser y "sociedad humana" son buenos elementos abstractos para el aspecto sociológico del problema puesto. A ver si nos compartes un comentario propositivo en esa línea, para saber de qué está echa esa "crema" de Althusser y animarnos a comprarla (que no vaya a ser otro sacaronchas).

al segundo y al tercer anónimo:

El comentario de Robertofelipe va depurado pertinentemente en los términos (politológicos) del problema, como ya escrito. Me comentas la parte no citada. El mérito de tal comentario es, creo yo, enuclear lo que me parece esencial, es decir: Sistema electoral (Robertofelipe: "lamentablemente nuestro sistema electoral..."; Representación política ( "claro que uno busca la igualdad, equidad...", lo dice el mismo en la parte no citada por mí) y finalmente el problema más importante, el COMO, el aspecto propositivo ("controlarlos ya luego de elegidos es otro punto"). Exacto: cómo CONTROLAR en términos de accountability.

Yo he propuesto una arista de tal problema (sistema electoral (su lado técnico), cultura y comunicación política; el Jorobado ha planteado otra arista para encaminarse al problema de fondo (representación política); Tanaka ha contextualizado sociológicamente bien el problema.Se ha propuesto una primera léctura sociológica (ideología). Esperamos más aportes (constructivos, con soluciones). Más ronchas, hasta la cabeza del problema.

al segundo anónimo: nadie está preparado para la Política (con mayúscula) hasta que no la experimenta y la hace realmente, a nivel de roles, organos y funciones públicas (hablo en términos clásicos, es decir del Estado, organos potestativos). Tanaka ya lo ha escrito claramente. Precisamente porque la formación no es un requisito para postular es que hablamos del problema (para nada superficial diría, si contextualizado pertinentemente) de "la caras".

cordialmente,

Giovanni
i.A. Geviert-Kreis

May 7, 2009 at 1:36 AM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

Saludos a todos ustedes nuevamente,
Saludos Sr.Jomra.

"El problema electoral no es meramente técnico, ni de lejos", (...) "Efectivamente, las leyes de partidos más las demás electorales no generan por sí cultura política determinada, pero sí la moldean, y lo mismo a la inversa".

Correcto. Como ud. mismo lo afirma circularmente, la relación que observamos es compleja, sistémica y "espiralada". Por algún lugar deberemos romper tal círculo si queremos empezar a describir y explicar cualquier cuestión o problema (no sólo el que nos ocupa).

Por "lo fundamentalmente político" tout court y a secas no empiezo, porque este término me dice todo y nada sinceramente. No lo excluyo (ojo), prefiero simplemente llegar en orden hacia él sin etiquetar rapidamente el fenómeno. Si la cuestión es siempre "fundamentalmente" política, entonces, si observa bien, ya no hay nada más que discutir fuera de la mera descripción de tal fundamento ya dado (por ud.). Si pretendemos no sólo describir, sino también explicar, entonces un orden de enfoques se hace necesario. En este sentido propongo una lectura preliminar, empezando por el lado técnico-legal, hacia un enfoque normativo preliminar. Precisamente porque lo mero se refiere a lo meramente preliminar y no al fenómeno, afirmo sucesivamente lo mismo que ud. me repite circularmente en su comentario, es decir, "que, como sabemos... no sólo la ley da forma a un partido político o a un sistema de partidos". "Se pasará", por lo tanto, "a ver otros aspectos" (sin círculos si es posible).

Veamos estos otros aspectos en su comentario. Ud. afirma:

"justamente la base previa a la configuración legal concreta, que son los requisitos para candidatear, esa base se genera a partir justamente de la concepción que se tenga de la democracia representativa".

Otra vez me propone ud. una lectura circular. ¿Y cómo se genera tal "base previa" y, sobretodo, esa concepción "que se tenga" de democracia representativa? ¿quién es el sujeto que genera aquí? Si me responde otra vez que se genera "políticamente" o "culturalmente", entonces nos movemos otra vez en círculos. No quiero pensar que ud. me está proponiendo aquí de bailar el Vals vienés.

Si ud. considera "alguna" base "previa" a la configuranción legal "concreta" (que tan concreta no sería, si posee una base previa), entonces, la concepción que tiene Ud. de democracia representativa, es demasiado democrática (en términos esencialistas) y poco normativa y material. Recuerde que se está hablando de cultura POLITICA, no de CULTURA política en general, si es esto lo que me quiere subrayar en su argumentanción. La cultura política pertenece, en términos simples, a aquellos que deciden la reglas del juego político y aquellos que juegan y no juegan a partir de tales reglas, no aquellos que miran. Dicho ahora en mis términos: Decisión político-jurídica (no político Y jurídica) y elección en el marco de la decisión. Si es una cuestión de opiniones finalmente, yo prefiero sinceramente la normativización (material) de la política a la permanente politización "fundamental" (y sociológica) del Derecho.

Lo normativo no se reduce, es cierto, a su aspecto técnico (el concepto de normatividad lo dice por si mismo). Aquel incluye - si desea ser concreto - todas las "bases previas" posibles, incluida la concepciones "que se tengan" de la democracia representativa (liberal). Los requisitos para candidatear los determina el derecho electoral vigente. Que concepción de "democracia representativa" deduzca ud. a partir de tal Derecho es un problema de Cultura política, la suya, no seguramente la de los organos potestativos.

Me interesa preliminarmente explicar la cultura política de estos actores (los partidos precisamente), puesto que son ellos lo que me presentarán finalmente tal o cual "Supa". En qué manera tal cultura de las elites digamos, me genera elementos extra-jurídicos, "políticos" y/o "sociales" precisamente, es un momento análitico (ojo) sucesivo donde me encuentro con el problema del Jorobado, con la cultura política del elector, quien se limita a ELEGIR la cara, no la DECIDE. Es simplemente la "otra cara" del problema si se observa con atención. Considérelos en un orden previo, posterior, fundalmental o circular, es indiferente.

"Hace mal en comparar el tema de Supa con las "modelos de Il Cavaliere"

No comparo el tema de Supa con las modelos de Berlusconi (no he escrito que ella sea comparable en términos personales, de su persona como tal), sino comparable en términos pertinentes, es decir, en los términos del tema que está detrás del escándalo: la cultura política italiana (es decir, la de sus electores y de sus elites en "circulararidad" "dialéctica", si desea) y la noción de representación democrática meramente "cultural", "fundamental" que consiente tales "modelos". La UE trata de superar con grandísimo esfuerzo estos parasitismos (hasta hora inútilmente) con mucha dificultad. El Parlamento Europeo (PE) ya está lleno de culturólogos y modelos. El PE Pretende controlar el Consejo Europeo, pero no desea recibir ningún mecanismo de auto-regulación, puesto que considera "intocable" y "fundamental" la "representación democrática", base previa de toda la "historia" del Derecho eletoral europeo. Todo lo que se vuelve fundamental se vuelve infalible como el Papa. Ya tenemos, creo yo, suficiente trabajo con los filosófos-políticos en estos parasitismos de la infalibilidad y demás gérmenes de la intolerancia.

Si trrasladadamos este último problema en los términos de nuestro tema ahora, podrá observar que es la "otra cara" de toda Supa, es decir, de todo representante que bien sabe "administrar" políticamente su condición de victima potencial ante críticas de discriminación y demás (para no hablar de sus corifeos). No se me malinterprete, no conozco la trayectoria política de la tal Supa. De ella me interesa sólamente lo que he escrito: "el caso de todos "los Supas" flojos o virtuosos" (se lea con atención).

Si ud. me afirma que conoce la trayectoria política de la persona en cuestión, entonces tengo un elemento más para hacerme un juicio positivo y considerarla virtuosa políticamente, siempre y cuando, obviamente, ud. también tenga algo de virtuoso: todo lo que podemos reconocer en el otro y podemos afirmar, posee siempre algo de nosotros mismos "preliminarmente"...


cordialmente,

Giovanni
i.A. Geviert-Kreis

May 7, 2009 at 11:24 AM  
Blogger Letras del Sur said...

Ronny,

cuando se trate algún asunto sobre Breña Pantoja lo haré en los mismos términos que lo hice con Carlos Meléndez: cordialmente, pero sin calificar a la persona sino a sus acciones y a lo que a ideas se refiere.

Mencioné que ser columnista de Correo no implica pensar como su director, pero los límites de la independencia de cada columnista y su postura respecto a cualquier asunto no pueden quedar a la libre interpretación del lector: este sigue a un columnista precisamente porque comulga en parte o en todo lo que este afirma. Como lector de Carlos, me interesa saber cuál era su postura. Por eso mi pregunta.

La tolerancia no implica aceptar todo tal como venga. Discrepar y argumentar el porqué se discrepa no es intolerancia: ser intolerante consistiría en ni siquiera entrar en diálogo con quien no está de acuerdo con nosotros, o peor, agraviarlo y evitar el tema de fondo como precisamente hace Aldo M. diariamente y Andrés B.

Harías mejor en argumentar tus afirmaciones antes que lanzar calificativos facilistas como el de "caviar".

May 7, 2009 at 11:44 AM  
Blogger Frank Casas said...

Estimado Carlos:

En las dos primeras respuestas (coment) que haces a diversos bloggers, mantienes la premisa "Cuando NO HAY INFORMACIÒN de los candidatos". (No es textual porsiaca)
Pero haciendo una análisis más sugerente sobre "información" dudo que en las relaciones sociales y humanas no exista materia donde no haya información. Entonces recordando lo que alguna vez Watzlawick señaló: "Como mínimo comunicas que no quieres comunicarte", creo que se puede plantear algo más complejo acerca de la información y de paso algo de comunicación.

Nuestro mundo (observación) está cargado de innumerables sistemas de información (difusión, expresión)) y sistemas de comunicación (interacción, estructuración). Es dificil encontrar "algo" y "alguién" que no pueda ser percibido.

Obviamente cuando nos referimos a un outsider, argûimos que no tiene un CV político re-conocido. Como dicen algunos: "Ni su mamá les conocen", pero fuera de bromas, "si existe una percepción tácita del sistema social hacia tal persona". Y creo que gracias a estos múltiples significados (que son sistemas de información) se apoyan las teorías que nos acabas de mostrar.
Si pues da para más.

Saludos

May 7, 2009 at 12:01 PM  
Anonymous Anonymous said...

Porque en vez de escribir sandeces no se ponen a leer. ALdo MAriátegui es un piojo intelectual, ¿ese es el foco de nuestro debate?
No joroben pues(sin aludir a mister jorobitas, claro está).
Jorobas, cambia de tema, acá la gente ya quemó cerebro.
Saludos

La monjita caviar

May 7, 2009 at 5:23 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home