Tuesday, September 8, 2009

Perú post-SIN - I

¿Se ha puesto a pensar Usted qué ha sido de todo el personal y de los equipos de espionaje telefónico que centralizó Vladimiro Montesinos en el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN)? ¿Se ha puesto a pensar Usted quién o quiénes son los que controlan aquellos recursos humanos y materiales después del desmantelamiento de este órgano? ¿Sabe a quién o a quiénes responden ahora?

Los colapsos de los sistemas de partidos y de los regímenes autoritarios tienen algunas cosas en común: sus principales activos terminan siendo atomizados y fragmentados, se desarticulan, pero no desaparecen. Así como la caída de los partidos dejó a sus miembros y dirigentes sueltos en plaza (que terminaron reproduciendo movimientos independientes, que en realidad son una suerte de pymes políticas), los operadores del aparato de control y espionaje del gobierno fujimorista, a la caída de éste, han transitado similares destinos. Se han articulado de manera fragmentada en “services de inteligencia” (u otros similares) y han puesto sus servicios a disposición del mejor postor, desde inversionistas privados, bancos y financieras, mineras, medios de comunicación y políticos. La evidencia que nos proporciona PetroAudios (el caso y el libro) es sólo la punta del iceberg de cómo se hace política en el post-fujimorismo, de cómo es el Perú post-SIN.

Este tipo de empresas terminan jugando roles claves en la toma de decisiones, ya que ofrecen servicios que lindan con el delito (muchas veces pasando los límites de lo permisible, claro está) y que justifican medidas represivas. En una década caracterizada por los conflictos entre intereses privados de grandes empresas extractivas y de organizaciones sociales incapaces de mediar las demandas sociales, el manejo de la información y las “medidas de control social” (sic) resultan claves para la definición de los desenlaces, como sucede a menudo con los conflictos sociales. Ante la imposibilidad del diálogo y la negociación, básicamente por ausencia de intermediación estatal, la oferta de servicios de espionaje y de represión resulta atractiva para tomadores de decisiones que desconocen la lógica social y política de los espacios donde operan sus intereses. Azuzando los temores --como el miedo que meten las Farc o el Chavismo continental--, se justifica la contratación de services de “seguridad de la información”, y las reuniones de los comités de directorio de empresas privadas caen ante la seducción de las exposiciones de marinos en retiro especialistas en vender conspiraciones y prometer “estrategias de defensa” que terminan en un balazo en la pierna a algún dirigente social (caso real).

El escándalo de los PetroAudios debe servir para pensar en medidas efectivas para controlar las consecuencias de este tipo de prácticas. La privatización de los servicios de espionaje y de manejo de la información no sólo genera casos de corrupción, sino el predominio de medidas represivas en la relación entre inversiones privadas y los ciudadanos afectados por ellas. Si un minero asume a un ex agente como su asesor en temas sociales, creo que tendremos mayores y más serios desencuentros (por decirlo del modo menos duro). El Perú post-SIN no sólo está en la suite de Canáan, sino también en la comunidad más alejada de las ciudades, ahí donde el espionaje vale quizás tanto como el oro que se extrae de esas tierras.

Pd. Recomiendo el post de Godoy sobre el tema y el adelanto del libro de Gorriti (foto del post) que ofrece Ugaz.

Labels:

3 Comments:

Anonymous Jomra said...

Salud

El tema es delicado y está mal resuelto. Esos ámbitos de espionaje privado siempre han existido, pero es un problema agregado cuando ex-agentes del Estado ingresan a esas filas (tanto por recursos como experiencia como una forma marcada por la costumbre de la impunidad de hacer las cosas). Lo cual se produce a puñados cuando se tiene una estructura como el SIN que es parcialmente desmantelada (lo hemos visto en otros países, nada nuevo).

Pero: ¿Cómo se reciclan en actividades menos ilícitas? ¿Cómo se convence al gran empresario que no tire de esos hilos cuando forma parte de su día a día?

Hasta luego ;)

September 10, 2009 at 1:05 AM  
Anonymous LuchoApaza said...

Coincidencia con Jomra. Un error del 2001 fue confundir la "purga" del SIN con su practica extincion. Obvio que ex oficiales desempleados buscarian como "parar la olla" aplicando sus conocimientos obtenidos en años de espionaje (para bien o para mal). Y hay clientela para estas actividades. Sabemos lo que sucede ¿que hacer entonces?

Sanciones penales no funcionan, pues ya sabemos que en el fondo todos los "actores politicos" desearian tener un "consejero de seguridad" que espie a sus rivales. Lo mas sano seria rediseñar el vapuleado SIN y volverlo una entidad lo bastante capacitada para hacer trabajo de inteligencia (y reabrir sus canales de "fuente basica de informacion")... no hay mas oopcion temo yo. El ideal es que el Estado sea el principal acopiador de informaciones de servicios de inteligencia, en vez de tolerar grupos de amigotes militares sin chamba que no solo venden humo, sino que exacerban conflictos como una forma de "aumentar la tarifa".

Dificil detener el fenomeno cuando los "asesores de seguridad" de una empresa minera se dedican a vender fantasias conspirativas descabelladas con tal de cobrar mas dinero... y porque a fin de cuentas le dicen al Presidente del Directorio lo que este desea oir, confirmando sus miedos (o sus anhelos).

September 12, 2009 at 12:42 PM  
Anonymous Anonymous said...

Te paso un huachito, busca el diario la republica del 3 de diciembre del 2000. En internet no esta, la mafia se encargo de borrarla porque no le conviene, pero alguien en Peru te lo puede conseguir de los archivos de ese diario o de alguna biblioteca. El articulo se llama "estos son los espias del SIN", esta la relacion nominal y total de todos los que trabajaron en el SIN junto a Vladimiro Montesinos. Muchos de ellos se han insertado en estrategicos puestos policiales y militares, quizas de asesoramiento.
Habran muchas sorpresas.
Suerte

November 30, 2009 at 11:47 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home