Friday, January 13, 2012

A la izquierda de Humala

Las consecuencias políticas de un radical moderado

Ollanta Humala emergió en la política nacional con el estigma del radical en la frente. Desde Locumba, su trampolín a la fama, hizo resucitar ese viejo amor velasquista que muchos llevaban por ahí perdido. Hace unos años entrevisté a un grupo de izquierdistas cajamarquinos quienes recordaban aquel momento como un hito: “Cuando los Humala se alzaron convocamos a una reunión inmediatamente. Había que entrar en contacto con ellos, podíamos resucitar”. Así como estos activistas zurdos, muchos de esta estirpe, algunos viejos zorros de arriba (como Carlos Tapia o Sinesio López) y de abajo, empezaron a sintonizar con la oportunidad política que se abría: un outsider de mano dura, radical de izquierda, con un discurso nacionalista. Era el atajo perfecto cuando no se tiene un proyecto político partidario, pero sí muchas ganas de llegar al poder.

Pero Humala resultó que no era un izquierdista de cuño, sino un pragmático que una vez en Palacio podía girar al centro (y hasta irse a la derecha) si quería. Para el elector humalista del 2006 y de la primera vuelta del 2011 (ese núcleo de 30% a partir del cual hizo todo lo demás) no hay planes de gobierno ni Hojas de Ruta que valgan. Humala significaba el cuestionamiento sostenido al modelo de crecimiento sin inclusión, aquel candidato presidencial que se pronunciaba en Cajamarca en contra de los proyectos mineros, el que propugnaba una “gran transformación”. Los primeros meses de gobierno han dejado huérfanos de representación política a esa masa crítica y hortelana. Cualquier decisión política tiene sus consecuencias; y en política, no hay vacíos. ¿Quiénes y cómo van a llenar el espacio que deja el ex radical y ahora moderado presidente Humala?

El presidente regional de Cajamarca, Gregorio Santos, a partir de su oposición al proyecto Conga busca dar el salto a la política nacional. Aunque las gestiones regionales no han sido hasta el momento capitalizables para una carrera política ascendente (casos fallidos: Yehude Simon, Vladimiro Huaroc), Santos ha tenido una exposición mediática inédita para un dirigente provinciano. Ha logrado encabezar la movilización social local desde un cargo elegido, así que se apoya en la legitimidad de las urnas. Si bien es cierto que tiene antecedentes de moderación (su participación como mediador en un conflicto en La Zanja hace unos años fue vital para evitar el escalamiento), la existencia de voces más radicales (por ejemplo, Wilfredo Saavedra) le obligan a no ceder posiciones frente al Humala-Conga-Va. Su equilibrio es milimétrico, pero suficiente para convertirse al menos temporalmente en la expresión de la dignidad regional cajamarquina.

A diferencia de otros radicales de paso (recordemos cómo Nelson Palomino metía miedo, o, sin ir lejos, el affaire Aduviri), Santos cuenta con una organización política detrás. Mal que bien, en el desierto de la democracia sin partidos, Patria Roja asegura niveles mínimos de coordinación territorial con los radicales old-fashioned que han logrado mantener núcleos de activismo anti-sistémico en el país, pero que no han estado alejados de la administración pública (como fue su paso por el gobierno regional de Pasco). Dicho sea el paso, la gestión regional de Cajamarca ha recibido aportes de cuadros provenientes de gestiones regionales y hasta de cuadros limeños para poner a prueba la experiencia, mientras que Santos pueda darse una vuelta por Lima y otras zonas del país articulando esa izquierda maoísta centrada en dos pilares: educación y mundo rural. A diferencia de Humala, Santos tiene un partido de cuya ideología no puede librarse tan fácilmente, y es por ahora quien mejor aprovecha el vacío que el ex comandante dejó cuando decidió gobernar como cualquier otro.

Publicado en Correo Semanal el 12 de Enero del 2012

1 Comments:

Anonymous Anonymous said...

CASO REAL DE UN 'IZQUIERDISTA' CONSERVADOR Y ESTATISTA:[PERU21 PLAZA DE ARMAS]

SINESIO LÓPEZ SE VA A CAJAMARCA
Con la combi radical
Tras ser separado como asesor de la PCM, el sociólogo Sinesio López anunció, en radio San Borja, que está colaborando con el cajamarquino Gregorio Santos en la formación de “La Nueva Izquierda”. Insiste en la ‘Gran Transformación’.

January 20, 2012 at 6:56 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home