Saturday, July 17, 2010

La hipótesis del voto escondido

Como se sabe, Lourdes Flores encabeza las encuestas de intención de voto a la alcaldía de Lima a menos de tres meses de los comicios. Tiene el 35% según CPI y el 37% según el IOP, seguido por Alex Kouri con el 22% (ambas fuentes). Sin embargo, esta cómoda posición -a pesar de un empate técnico hace dos meses- no significa un colchón seguro donde tomar la siesta.

El director de este diario ha llamado la atención sobre un 18% de indecisos según CPI (15% según IOP) y acerca de la posibilidad de un "voto escondido" que podría favorecer al candidato "políticamente incorrecto", en este caso Kouri, desprestigiado por habérsele atribuido su participación en distintos casos de corrupción.

Partamos de la premisa de que la gente miente. ¿Por qué un individuo tendría que ser honesto al ser interrogado por su intención de voto? ¿Cuál sería el incentivo de sostener ante el encuestador su verdadera preferencia electoral si ésta es cotidianamente cuestionada y moralmente sancionada por la opinión pública? (tengamos en mente los casos del Perú en el 2000 y de Colombia de mayo último). Sorpresivamente, hace dos meses Kouri cayó del 34% al 23% en sólo un mes, quizás como resultado de las críticas de sus opositores. Pero algunos "determinantes" del voto se han mantenido estables. Ante la pregunta sobre si el entrevistado prefiere "a alguien que haga obras aunque robe", en mayo el 32% de consultados concordaba con esta afirmación; en la actualidad lo hace un 35% (IOP). Este porcentaje se concentra en los niveles socioeconómicos más bajos, precisamente donde Kouri tiene mayor respaldo.

Un dato adicional es que Kouri es percibido con mejores capacidades de gestión que Flores (35% versus 28%, según IOP), y menos influenciado por "los grandes empresarios" (41% versus 17%, según IOP). Por su parte, Flores es asociada como alguien con mayor experiencia política (36% versus 30%), pero a la vez es vista como perteneciente a "la política tradicional" (39% versus 18%). Si estos argumentos, sobre todo el referido a la capacidad administrativa, llegan a influir decisivamente a la hora de definir los resultados, es posible que la distancia entre ambos candidatos sea más estrecha de lo que se supone. Es decir, cambian las preferencias electorales (quizás de boca para afuera), pero no la lógica del comportamiento electoral (lo que finalmente determina el voto más allá de las encuestas mensuales).

En escenarios de alta volatilidad, sin identidades políticas enraizadas y con votos emotivos, debemos estar más acostumbrados a las sorpresas de último minuto y a las arremetidas en los últimos metros. Bueno, Flores lo ha sufrido. ¿Habrá aprendido a que la paloma no se le vaya de las manos?

Publicado en Correo, 17 de Julio del 2010.

Labels:

3 Comments:

Anonymous lalo hurtado said...

encuestita encuestita quien es la más bonita?

July 17, 2010 at 8:03 AM  
Anonymous te odio magallanes said...

Estudio ccpp, me acaban de dar mi nota de estadistica ( 10 DIEZ) y lo unico que puedo decir es... odio las encuestitas y los datitos. Pero de que sirven, sirven muchachos. Y parece que nadie sabe leer encuestas o al menos, no sabemos profundizar en ellas.

July 19, 2010 at 5:46 PM  
Anonymous SANTO VOTO ESCONDIDO said...

LIBRANOS DE LA DECENCIA SIN EXPERIENCIA EN GESTION PUBLICA Y DE LA CORRUPCION ACRIOLLADA INSTITUCIONALIZADA Y QUE NO SE APAGUE LA VELA MISONERA DE SOR SUSANA. AMEN.

July 22, 2010 at 7:34 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home