Saturday, October 9, 2010

El mapa político al revés

Solemos analizar la consolidación de la política nacional desde Lima y mirar por encima del hombro a las regiones. De confirmarse los resultados electorales del domingo pasado, tenemos malas noticias para nuestro sentido común. En Lima ganaría lo que menos se parece a un partido. Villarán no es Barrantes, sino Belmont. Es un estado de ánimo sin organización que buscará gobernar la capital sin alcaldes distritales (hasta El Hermanón en 1989 los tuvo). La coherencia ideológica no lo es tanta. En palabras de Cotler: "Es una miríada de intereses que van desde un pequeño grupito estalinista y maoísta hasta caviares cristianos" (ojo que no lo dice el director de este diario). Fuerza Social depende extremadamente del personalismo de Villarán y sufrirá la inexperiencia de sus cuadros (aunque quizás este término sea excesivo). Hay que recordarles que con la indignación (léase repetir "asco" o "fraude" cada cinco minutos) no se gobierna.

Pero por otro lado, los analistas de gabinete -aferrados a las cifras y a sus dateros de provincias- ven en las regiones fragmentación y desgobierno, cuando hay razones para identificar articulaciones (o "confluencias", para que me entienda la izquierda-pashmina-verde). Luego de tres procesos electorales regionales, encontramos regiones donde hay élites políticas (oficialistas y de oposición) que se consolidan; y alrededor de estos liderazgos se vienen formando coaliciones más o menos estables si consideramos el suelo movedizo de nuestro sistema político. Miremos la Selva: la disputa entre Vásquez y Mera (Loreto); la pugna entre Velásquez y Pezo (Ucayali); y la reelección de Villanueva (San Martín), nos hablan de dirigentes políticos con experiencia tanto electoral como en gestión. En la costa sur, el escenario parece no cambiar desde hace más de 10 años. Guillén logra la reelección dejando a Falconí como segundo por tercera vez consecutiva (Arequipa); el inacabable Tito Chocano vuelve al escenario venciendo al ex congresista fujimorista Martorell (Tacna). En Piura, la victoria de Atkins sobre Trelles es prácticamente un clásico norteño. Inclusive los "radicales" elegidos (Santos en Cajamarca y Cerrón en Junín) no son improvisados, sino el producto de una larga carrera política anclada en la protesta social. Hace falta completar este mapa con las alcaldías provinciales al interior de cada región.

Tampoco vamos a exagerar y a creer que los movimientos regionales son la base de la rearticulación política del país desde "adentro", pero la consolidación de sus liderazgos, el significativo apoyo con el que han salido elegidos (35% en promedio) y el incremento en la tasa de reelección a nivel regional configuran un escenario más estable que el producido luego de los comicios subnacionales del 2006. Ahora a esperar el 2011, donde habrá que trazar la cancha desde cero nuevamente. Volatilidad peruana que le llaman.

Publicado en Correo, 9 de Octubre del 2010.

Labels:

2 Comments:

Anonymous Jomra said...

Salud

Pues sí, claramente no son como los muestran: «Outsiders», «desgobernados», «desorganizados» o cualquier otro adjetivo visto en clave de Lima y su desconocimiento por el interior.

Lo que sí son es una muestra de cómo se construyen los partidos y movimientos en Perú, y cómo los «partidos nacionales» de «nacionales» tienen poco. O cómo el que la gente apoye a Tal para la presidencia no significa que vote al partido de Tal ni para la elección del capitán del equipo de fultbito local (y esto el PNP o los chicos K deberían entenderlo, incluso los de la estrella del norte, por no hablar del muy limeño PPC-UN).

Hasta luego ;)

October 10, 2010 at 5:20 AM  
Anonymous Dario said...

Un apunte sobre lo que sucede en Canada. Habiendo tres niveles, Federal (Nacional), Provincial (Regional) y Municipal, los partidos que participan pertenecen exclusivamente a su nivel. NO HAY partido alguno que pueda participar en dos o tres niveles. Lo que si existen son organizaciones que son claramente parte de la misma estructura (Por ejemplo, Partido Liberal para las federales y Partido Liberal de Québec para las provinciales).
Esto forma parte del Sistema y deberia intentarse de repente hacer algo asi en el Peru. Aqui esta modelado por la ley, en Peru poco a poco se esta dando por "la mano negra" del mercado en la politica.

Saludos cordiales

October 10, 2010 at 9:25 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home