Saturday, October 23, 2010

¿Por quién votó el aprismo?

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 2006, Alan García obtuvo más del 50% de los votos válidos en 11 provincias, ocho de ellas ubicadas en La Libertad, y una en Piura, otra en Cajamarca y otra más en Cusco. ¿Por quiénes votaron aquellas provincias que mayoritariamente dieron su apoyo al candidato presidencial aprista? ¿Consiguió el APRA consolidar sus bolsones electorales en las provincias que se identificaron mayoritariamente con García hace cuatro años?

De las 11 provincias seleccionadas, el APRA presentó candidato a la alcaldía provincial en nueve (las excepciones fueron Ayabaca en Piura y Calca en Cusco), pero sólo se alzó con la victoria en tres: Julcán, Ascope y Pacasmayo (todas en La Libertad). En las seis restantes perdió ante candidaturas de Alianza Para el Progreso (Trujillo, como se sabe, y Contumazá en Cajamarca), de Súmate-Perú Posible (Virú y Gran Chimú, ambas en La Libertad), y otros movimientos regionales. Si ampliamos el análisis a las 20 provincias con mayor votación aprista el 2006, sólo ganó la alcaldía provincial en una jurisdicción más (Chepén en La Libertad), a pesar de que presentó candidaturas a alcalde en todas las que incluimos. Es decir, de las 20 provincias "apristas" del 2006, el partido de la estrella sólo obtuvo cuatro alcaldías.

Al analizar las elecciones regionales, encontramos un relativo sostenimiento del electorado aprista. De las 11 provincias "apristas" seleccionadas (de cuatro regiones), sólo José Murgia, candidato a la presidencia regional de La Libertad, gana en seis provincias de la muestra. Los otros candidatos regionales del APRA (Trelles en Piura, Cabanillas en Cajamarca, Boluarte en Cusco) no alcanzaron la mayor votación en las jurisdicciones de voto sostenido por su partido. Si comparamos el promedio del voto aprista en las presidenciales del 2006 con el de las regionales recientes en estos bolsones, la diferencia es dramática: 52% para el candidato presidencial (Alan García) y 22% para los candidatos a las presidencias regionales respectivas. ¿Quién le gana al APRA a nivel regional? Alianza Para el Progreso se ha convertido en su principal adversario en la capital liberteña y sus candidatos regionales han superado a sus rivales apristas en provincias que hasta el 2006 habían mostrado su lealtad electoral al partido de gobierno, como Pacasmayo y Chepén (La Libertad), y Ferreñafe y Chiclayo (Lambayeque).

Notoriamente, el aprismo se ha debilitado en los últimos años y queda nuevamente demostrada la amplia distancia en el respaldo que puede tener García como candidato presidencial de sus correligionarios en los niveles subnacionales (con la excepción de Murgia, quien fue reelecto). El éxito comparativo que puede mostrar con respecto a otros partidos (ganó La Libertad y pasa a segunda vuelta en Lambayeque), sin embargo, esconde esta ausencia de disciplina en su electorado más cautivo.

Publicado en Correo, 23 de Octubre del 2010

Labels:

3 Comments:

Anonymous Anonymous said...

QUe dato tan interesante que Alan García haya ganado el 2006 en Calca con más del 50%, ese dato es tan paradójico como encontrarnos con que Humala saque más de 50% en San Isidro. Lourdes, que hoy ha perdido limpiamente, se quejaba el 2006 de haber quedado tercera gracias a las artomañas del APra. ¿Nunca se investigó este resultado tan extraño?, ¿estaban en Calca los votos que hubieran determinado una segunda vuelta entre Lourdesy Humala?

October 26, 2010 at 2:35 PM  
Anonymous lucho apaza said...

Tal vez el caso de Calca se deba a un aprista local muy querido en la zona.... no nos sorprendamos, esas cosas pasan en un escenario tan caudillista y subjetivo como las elecciones peruanas. La simpatia por el candidato local de un partido no siempre se hace extensiva al candidato presidencial de ese mismo grupo (y viceversa)... "falta de institucionalidad de partidos" ¿se piden mas pruebas?

October 31, 2010 at 8:53 PM  
Anonymous Anonymous said...

Calca no es un distrito como San Isidro o ni siquiera como San Juan de Lurigancho (aunque este último tiene muchísima más población), sino una extensa y muy complicada provincia (de hecho se llama o llamaba Provincia del Valle Sagrado de los Incas). Limita con la provincia del Cusco en zonas muy altas con población rural quechuahablante y termina en la selva en la zona de Yanatile. Entonces, en una población tan dispersa, hablar de un candidato aprista carismático es irreal.
Por supuesto no tengo absolutamente ninguna prueba pero esto huele a fraude. Si con esos votos Lourdes ganaba, ahora nos gobernaría Chavez (perdón, quise decir Humala) o el partidito de los abogados lobbystas (PPC).
Lo que es triste es ver como el PPC nunca salió de Lima, y de hecho nunca dejó de ser un movimientito entre san Isidrino y San Borjino, por lo cual no tuvieron la capacidad de evitar ese resultado el 2006.

November 1, 2010 at 8:57 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home