Sunday, May 17, 2009

¿Quiénes son los que discriminan?


¿Somos los peruanos capitalinos indiferentes a los reclamos amazónicos? ¿Las protestas sociales que vienen sosteniendo las “comunidades indígenas” de la selva peruana se deben al desconocimiento de sus derechos colectivos y al abuso prepotente de parte de un Estado etnocéntrico? Me conmueve la facilidad con la que muchos analistas han visto despertar su sensibilidad autóctona y convertirse en defensores de las “comunidades nativas” de la Amazonía, casi de un momento a otro. Intuyo en ellos –algunos inclusive que acusaron a Aldo Mariátegui de racista por el asunto Supa-- un cierto sentido de discriminación hacia el sector movilizado. Paradójicamente por convertirse en defensores del “otro”, del “marginado”, del “nativo”, caen en una suerte de discriminación positiva, que delata su visión paternalista, la mirada desde un superior hacia el “otro” desvalido.

Para muestra un botón. Muchos han celebrado la caricatura de Carlín por ser “la primera” que coloca el tema indígena en el plano subversivo del humor político. “Bravo!”, dicen, analistas, políticos, bloggeros de la argolla y bloggeros patriotas. A mí, me parece una caricatura francamente discriminatoria (¿Qué pasó, maestro?). Voy a fungir de analista culturoso para ello (un cruce entre el Fundo Pando y Paseo de Los Andes, con 10 minutos en la Plaza San Martín, y 15 hablando con el guachi de mi chamba). Ustedes dirán si cumplo la tarea:

En el dibujo, Yehude Simon y Javier Velásquez Quesquén son caricaturizados como normalmente el dibujante hace con todos los políticos y sujetos de su humor. En cambio los ciudadanos de la selva, vestidos de manera tradicional y no de la manera cómo se han presentado ante la prensa, no “tienen rostro”. Es decir: son todos iguales. No se resalta ningún rasgo particular entre ellos. Al homogeneizarlos, se desdibuja sus rasgos individuales. Y no es que no los tuvieran. Alberto Pizango, por ejemplo, podría haber estado en medio de los dos políticos (chiclayanos, además). Finalmente los tres son provincianos. Pero no. Pizango ni siquiera es referido y los retratados son despersonalizados bajo el semblante de una mirada triste, frente a la “viveza” de los otros dos políticos más experimentados. Simon y Velasquez son individuos, los “indígenas” son mancha. Me hace recordar el poster del Festival de Cine de la PUCP, por el que le cayó tanto palo a Sandro Venturo, en el que se “escondía” la cara de una persona. Ahora se muestran, pero como si no existieran. Al “chuncho” no se le toca, ni con el pétalo del humor.

Me da la impresión que en muchos de los que fungen de “defensores” de estas causas “políticamente correctas” terminan evidenciando su subconsciente paternalista. ¿Cómo te vas a burlar de un “indígena”? No por Dios! Porque finalmente la burla, la broma, el apodo, es entre “iguales”. El “otro” no merece la horizontalidad de la burla, sino lástima y conmiseración. El lenguaje precisamente traiciona a tanto analista “correcto”. Así, por ejemplo, para Juan de la Puente se trata de “nativos” y “peruanos originarios”. Fíjense: nadie usa la palabra “ciudadanos”; se refieren a ellos como “comunidades”, “nativos”, “indígenas”, “pueblos”. Y si por algún motivo te atreves a criticar algún comportamiento que consideras inadecuadamente político (como se “atrevió” a hacer Santiago Pedraglio en su columna), ya eres simplemente un “facho”, pues, un “neoliberal” (Pedraglio neoliberal??? Jajajaja).

Finalmente, se reclama que recién los medios de comunicación han decidido cubrir esta noticia, a pesar que la protesta lleva meses. Esa sería la mayor muestra de que estamos viviendo de espaldas a la Amazonía. Perdonen, pero esto no es nada particular contra los ciudadanos de la selva. Pasó lo mismo en Ilave en el 2004 y en Moquegua en el 2008. Así es la prensa capitalina, discrimina a todos por igual. Y nuestro Estado centralista, también.

Pd. Prometo, ahora sí para el próximo post volver a mi rol de “conflictólogo” y analizar las protestas amazónicas. También viene un “por qué protestan los gringos” sobre las manifestaciones en contra de la visita de Obama a la Universidad de Notre Dame, donde estudio (un adelanto). Si pes, el negro está en mi barrio, literalmente. Uy, dije “negro”. Ya fui.
Actualización:
Análisis de Daniel Salas sobre la caricatura de Carlín (y otra de Alfredo)

Labels:

45 Comments:

Anonymous Jomra said...

Salud

Siempre hay paternalismo cuando se trata con situaciones de "desprotegidos" contra Estado/poderosos, y es algo de lo que debemos huir, sin dudas.

De todas formas, al hablar de las comunidades nativas (todos los que nacemos en el Perú somos nativos, ¿no? pero a ese "nativos" no nos referimos realmente) se está tras un velo normativo, a fin de cuentas, todo esto viene de una legislación especial sobre las comunidades nativas y campesinas que se establece desde la propia constitución (arts. 88 y 89 -por ahí sueltos hay otros-).

No es necesario hablar de los individuos tras la persona jurídica de la comunidad nativa. El sujeto de derechos en este caso no es el individuo (para bien o para mal), es la propia colectividad (comunidad agraria / nativa). Al sujeto que agravian los decretos legislativos no es a los individuos del grupo, sino a la persona jurídica que agrupa al colectivo (eso se ve en el texto de la OIT, sea dicho).

(Claro que dudo que muchos de los que usan dicha terminología lo hagan por razones de normatividad constitucional o entendiendo quién es el sujeto de los derechos en estos casos.)

[Lo antedicho no contradice, en todo caso, la perspectiva discriminadora -en el sentido positivo o negativo, el que quieran- de ese tratamiento diferenciado, o las críticas al vocabulario usado.]

Hasta luego ;)

PD: Claro que ya fue, llamarle negro... ¿cómo es posible que discrimine así a la "parte blanca" de Obama? De negro nada, mulato si eso. :P

May 17, 2009 at 9:21 AM  
Blogger Carlos Raul Molina said...

Patinas bien feo con tu "análisis" de la caricatura de Carlín. Del mismo modo que tu puedes decir que los rasgos "individuales" de estos indígenas han sido borrados en un fan de negarles identidad propia, también se puede decir que sus rasgos individaule snoson relevantes en el contexto de su lucha grupal. Creo que Carlín, como buen marxista que es, está siguiendo lo que Marx propuso: en la historia es más importante el pueblo como un grupo organizado y no los líderes o dirigentes que puedes identificar o señalar individualmente. Además, presentándolos "tristes", "caricontecidos" o como quieras ponerlo, lo que logra es mostrar que no son un grupo agresivoque viene con sus flechas y lanzas (como otro cricaturistas menos inteligente que Carlín hubiera hecho) a amenazar el estado de derecho. Más bien, ellos son víctmas del juego burocrático de un par de "operadores políticos" (siguiendo la lógica, no muy convincente para mí, por cierto, que propones en un post anterior). Además, la presencia de los trajes tradicionales es perfectamentelógica en el dibujo, no hay nada de "al indígena no le le toca ni con el pétalo del humor", porque el chiste no es sobre ellos, es sobre el absurdo que se les quiere imponer.

Creo que tu análisis es tendencioso en cuanto quieres decir, fiel a tu estilo, que lo que aquellos que transitamos por la izquierda proponemos es "ingenuo" o "perdonavidas"/"paternalista". Por ejemplo, no hay nada de malo en la palabra 'indígena , que hasta donde yo sé, muchos los miembros de las etnias amazónicas reivindican orgullosamente. El hecho de que no se les diga 'ciudadanos' como tú apuntasen plan de "ahí está, he ahí la prueba lingüística de que estos analistas no pueden huir de su sesgo paternalista" no tiene ningún asidero lingüístico (y de lingüística, al menos, sé un par de cosas). Si vas a usar un nombre para referir una entidad de la realidad tienes muchísimas opciones, dependiendo de que aspecto de esa entidad asumas como más *relevate* en el proceso comunicativo. Llamarlos 'ciudadanos' sirve para enfatizar la similitud que tienen los indígenas amazónicos con cualquier otro peruano. Sin embargo, en el contexto de lo que proponen las personas a las que citas y tachas de "paternalistas", el referente está claramente presentado en una visión que los *distingue* como grupo y les da características especiales que deben ser consideradas al momento de dialogar y negociar con ellos (cosa que el gobierno no hace, ni ha hecho, por cierto).

Entonces, no es verdad, como tu crees, que "dejar de llamrlos ciudadanos" es mostrar algún tipo de "paternalismo" frente a los indígenas amazónicos, que son, obviamente y está dado por sentado, ciudadanos de la República del Perú. Lo que se ha hecho es, simplemente enfatizar sus características distintivas.

Así que, Jorobado, ¿en qué quedamos? No te gusta cuando Carlín los "homogeniza", y te parece mal cuando los "caviares" los presentan como una comunidad distinta y con derechos y necesidades particulares.

Sé coherente, pues!

Un saludo y no dejes de preguntarle al Negro (yo no soy P.C., tampoco) qué le pareció el libro que le regaló Chavez.

May 17, 2009 at 9:53 AM  
Blogger Daniel Salas said...

Mi estimado: Estoy pensando responder a este post pero tienes que prometerme que no te vas a picar ni que vas a salir a decir que se ha producido algún linchamiento realizado por algún Consejo Mundial de Jorobadólogos, ni preguntarse si has bebido en vano o algo así. Juégale limpio al Perú.

May 17, 2009 at 10:04 AM  
Blogger Jorobado said...

Paja, agradezco los comentarios de Jomra y de CRM. Con respecto al primero, es preciso distinguir, como bien afirmas, cuando se trata de un entramado legal de derechos colectivos, y cuando se trata de prejuicios sociales también colectivos. No descarto lo primero, como tu señalas.

Con respecto al segundo, de acuerdo, habría un subtexto marxista en representar a los indígenas como colectivo; es una interpretación legítima. Pero eso no responde: por qué no caricaturizó Pizango por ejemplo, poniéndolo en medio de la "mecida"?

De acuerdo, puedo patinar en el análisis, este no es mi campo, pero sabemos que en el mismo uso del lenguaje se expresa discriminación ya sea positiva o negativa, o no? En el Cusco siempre me decían, por ejemplo, que les llegaba que la gente se refiera a Lima versus "provincias", como si Lima no fuese una provincia. También recuerdo un artículo de Beto Ortiz sobre cómo los periodistas se referían a "pobladores" cuando se tratan de distritos de los conos, y "vecinos" cuando se trata de los distritos más asentados. Asi que tocayo, no se ah...

Lamentablemente, acá no hay pruebas estadísticas y evidencias objetivas que permitan saber quién tiene la razón.

May 17, 2009 at 10:06 AM  
Blogger Jorobado said...

Daniel, dale, dale, también juégale limpio tú. Me estoy metiendo en canchas que no me corresponden, pero vamos, no le corro al debate.

May 17, 2009 at 10:08 AM  
Anonymous YO, SI OPINO said...

Me parece que has sido demasiado benevolente con Santiago Pedraglio quien sí ha patinado pero con todo. Lo de Sandro Venturo y su patinada es la expresión común de lo que es el imaginario limeño dominante, es más, mucha gente gana espacio, dinero y posiciones siendo discriminador y si es odiador del indio o indígena o nativo mejor, eso es totalmente cierto y constatable, le acaba de pasar al Grupo 5, quien se puso ropa de una tienda exclusiva de San Isidro y ello trajo reacciones de odio y discriminación poderosas, y eso: hace 5 minutos nomás. La hipocrecía y el eufemismo todavía tiene poder y larga vida en la sociedad limeña dominante y eso no se va a cambiar de la noche a la mañana y menos los que juegan a analistas y filósofos. Carlín expresa muy bien la realidad: Yehude NO ES CHICLAYANO, es limeño (gracias a Dios), Yehude Simon representa al oportunista y rastrero político de toda la vida en el Perú, es el blanquiñoso que por dos pesetas mata al otro y se viste de gay. Y el cholo Javier Velásquez es el provinciano arribista que se olvida que en el monte andaba sin zapatos y que se bañaba cada 5 días, pero que en Lima tiene que alimeñarse y para ello tiene que negar a sus ancestros y demostrarles desprecio. Esa caricatura de Carlín es la expresión del enceguecedor odio, la sempiterna viveza política menuda, la original criollada limeñaza y la estupidez política ordinaria de los gobernantes de baja estofa que abundan en nuestro medio. Lo que le faltó graficar a Carlín fue el odio mutuo entre ambos sectores. Lo dejo ahí.

May 17, 2009 at 10:15 AM  
Blogger GUILLE da MAUS said...

El problema con la caricatura de Carlin no es la representación de la situación que efectivamente se da. El problema es su premeditada descontextualización: existe un reclamo intransigente carente de alternativas y propuestas como lo es el pedido de derogatoria, y la falta de un criterio institucional democrático como el veredicto del TC sobre la constitucionalidad de los DL.

El gobierno no sabe defender su posición sino recurriendo a la ley del mínimo esfuerzo. Y los nativos amazónicos también, pues están dejándose llevar por el discurso de sus dirigentes sin atreverse (hasta donde tengo información) a cuestionar su falta fundamentación. Tal para cual.

May 17, 2009 at 10:17 AM  
Anonymous YO, SI OPINO said...

Perfecta y atendible la nota de Guille da Maus que la suscribo y la sumo.

May 17, 2009 at 10:28 AM  
Blogger Roberto said...

Un comentario sobre esto: "Cómo te vas a burlar de un “indígena”? No por Dios! Porque finalmente la burla, la broma, el apodo, es entre “iguales”. El “otro” no merece la horizontalidad de la burla, sino lástima y conmiseración."

Sí, es cierto, la broma puede ser entre iguales. Pero también la broma y el humor pueden servir para enmascarar formas de dominación (por ejemplo, Aldo Mariátegui y su "humor políticamente incorrecto", cuando lo que es, en realidad, un discurso totalmente conservador y, por ende, políticamente correcto). Cuando no, el humor también es expresión (siguiendo a Freud):

"Supongamos existente la aspiración a insultar a una determinada persona; mas al paso de esta aspiración salen el sentimiento del propio decoro y la cultura estética, con tal fuerza, que el insulto tiene que ser retenido, y si pudiera surgir mediante una transformación de la situación o del estado de ánimo, esta victoria de la tendencia insultante sería sentida después con displacer. Queda, pues, suprimido el insulto. Mas se ofrece la posibilidad de extraer un buen chiste del material de palabras y pensamientos que habrían de servir para expresarlo, o sea una ocasión de extraer placer de otras fuentes distintas, cuyo acceso no está prohibido por la misma represión" (El chiste y su relación con lo inconsciente).

¿Qué otra cosa no es sino el humor criollo peruano, aquel que detrás de una supuesta y correcta "igualdad" (bromeas entre iguales, dizque), es parte de una cotidianidad de discriminaciones?

Así, detrás de las bromas a Barack Obama en el Perú, no habría otra cosa detrás que un nada solapa ubícate, negro.

Un abrazo

May 17, 2009 at 10:32 AM  
Blogger Jorobado said...

Ok, Roberto, de acuerdo, ahora lo que hay que ver es de "donde" viene la broma. Como se bromea a los limeños desde la selva? Ese tipo de broma perpetua la "forma de dominación"? Por otro lado, también creo que el humor tiene un caracter subversivo, cuando este está en el "otro lado". FInalmente lo que estamos viendo en estos casos, es el humor desde las clases medias limeñas, ya sean politicamente incorrectos o correctos.

May 17, 2009 at 10:41 AM  
Blogger Mr. T said...

Hola de nuevo Carlos, bueno, no tengo información suficiente del tema, y dar una opinión sería una especie de "pronunciamiento" sesgado en pro o en contra, sobre todo si quiero quedar como políticamente correcto. El tema es interesante de todos modos, a ver si te das una vuelta por acá para hacerte otro taller sobre Conflictos Sociales, ya que he empezado hace una semana a hacer mis prácticas en una de ONG caviar (ya sé, pero era la única remunerada de la bolsa de trabajo y estoy aguja pe). Seguramente me tocará algo del asunto. Unos consejos de introducción al mundo caviar me serían útiles también.

Un abrazo...

PD: Aunque no lo creas, en la ONG en donde estoy le caes bien a varios...

www.queridopuebloperuano.blogspot.com

May 17, 2009 at 11:35 AM  
Anonymous Talia said...

"merecer la horizontalidad de la burla" que frase tan aberrante, extrañoque tus "analisis" sobre los conflictos en la amazonia no tengan un enfoque global, no se algo relacionado con UN TLC, te suena?????

May 17, 2009 at 12:52 PM  
Blogger CésarZ said...

Pese a que muchas veces no estoy de acuerdo con lo que comentas, en estos dos ultimos posts estoy de acuerdo contigo al 100%, lo "politicamente correcto" va muy junto a lo "convenientemente correcto" que ademas termina siendo el motor de marcha de los que azuzan con el tema de la discriminación a quienes les siguen.

Para el registro no es laprimera caricatura de Carlin que va en esa vertiente, muy talentoso para dibujar pero muy hueco en ideas y perspectiva.

Si entre mis amigos nos decimos cholo esta bien pero si viene un gringo y me dice cholo..esta mal? muy conveniente

May 17, 2009 at 1:35 PM  
Anonymous Anonymous said...

Y como se llaman a si mismos los indigenas amazonicos?: "nosotros los ciudadanos de las riveras de los rios.....?

Hay una fuerte identidad etnica y comunal por encima de la geografica. Es decir se sienten ellos Loretanos, mas que shipibos?

May 17, 2009 at 2:06 PM  
Anonymous s said...

A ver di blanco? referirse por color a las personas o con sobrenombre siempre es curestion de los subordinados

May 17, 2009 at 2:13 PM  
Blogger Mr. T said...

Gracias...

May 18, 2009 at 7:34 AM  
Blogger Alan Salinas said...

Jorobado, ya encontré la solución para los analistas de la lema-paternalistas-yo amo al Perú: la ciudadanía diferenciada.Este término habla de la comunidad frente al tipo de ciudadano individual. En otras palabras, el término expresa como los derechos y deberes se somete a la decisión de la comunidad.Todavía me acuerdo de las clases de sociología política que daba Sinesio Lopez. Parece que tienen que vovler a la Universidad a tomar clases.

Saludos,
Alan Salinas

May 18, 2009 at 10:31 AM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

saludos,

dado que últimamente causa furor poner notas entre las culturólogas-enamoradas en celo por Laclau, no me quedará otra cosa pues señor Jorobado que anticiparme a la ola que se le viene y darle un buen 18,5 en comunicación política por su análisis de la caricatura en cuestión. No le pongo 20 porque sino "se me duerme en los laureles" - así nos dice por acá mi tío, el blanquiñoso Habermas, al final de cada examen.

Le pongo una nota para demostrar que también creo en la igualdad del universalismo ético, en el ciudadano cyborg-griego y en los derechos pisoteados del negro mandiga - ya me jodí por "alemán racista y nazi" y mucho peor que ud., imagínese: en mi caso no me dirán "juégale bien al Perú", sino con mayor ínfula arrogante: "juégale bien al mundo" oye nazi extraterrestre.

A los holandeses les pusieron su buena bomba de 50 kilos por sus comentarios y sus caricaturas de Mahoma. En su caso, por haber tocado el climaterio moral del tema "discriminación" tendrá que preparse nomás, como buen jorobado-kamikaze, (le gusta a ud. el dolor creo) a 100 kilos de buenos meteorismos gástricos de parte de los reaccionarios más sensibles: es decir, los músicos de la retórica club-cubana, el bajista troskysta-lógico de turno, la tía "Angelus novus" en las lyrics, los hermanos Marx en los coros, el lingüista de mangas en las maracas y el gran mono Amedio en el organo con Marco-huerfano que le dará, por una moneda de buena lógica, la tarjetita roja al final con la moral que dice: "Eres tú, heroico Amedio, quien ha salvado al mono Marco! Le has jugado bien a tu Perú!! síguele jugando ahora bien a tu Perú y de paso también juégale bien al mundo".

Para todos estos anónimos de la orquesta con nombre y apellido vale obviamente lo mismo que he escrito para lo que aparecen anónimos y lo siguen siendo hasta cuando se expresan.

Ya decían los culturólogos mexicanos que estudian sociología y enseñan política o viceversa (almenos una la dicen buena): "creemos simplemente que la doble moral del intelectual discriminado en latinoamérica se deba al echo que esta generación ha crecido viendo demasiado el Chavo del 8, es decir, han crecido con la doble moral ambigua del niño huerfano miserable y marginado en un barril, que pasa al mismo tiempo y desde el principio por el héroe-estrella de todo el programa". Que tal variable interveniente.

Una nota: mis amigos penalistas tratan todos los días con criminales (mafia rusa ex-soviet de la buena) me dicen que hasta en el peor manual fotocopiado de Victimología (cfr. Hans von Hentig) se aprende el echo que toda víctima de discriminación "se recursea" bien con su misma condición miserable de impotente para ejercer presión penal (o política en vuestro caso), muchas veces con éxito. Lo hacen los partidos menores "que tienen "capacidad de extorsión" (Sartori), imagínese a grupos organizados bajo el cliché del "descriminado".

en pocas palabras: "juégale bien a tí mismo" Gran mandinga.

Giovanni Krähe
Amigos de Torquemada

May 18, 2009 at 3:30 PM  
Blogger Jorobado said...

Gracias por la calificación, pero uy, se viene Laclau y su cargamontón de fans enamoradas (mismo Servando y Florentino). Ya pedí mi libro por Amazon para ver de qué va tanta vaina. Sí, caí, no pude resistirme. SOy un "cholito aguantado" (Servando dixit)

May 18, 2009 at 4:58 PM  
Blogger Jorge Luis Valdez Morgan said...

Mel, que talco.

No te va mal con el análisis culturoso pero creo que caes en la generalización y superficialidad que le achacas a los analistas-reinas-de-belleza. En todo caso puedes jactarte de ser un analista-culturoso-reina-de-belleza (recontrasick) con una linda nota puesta por un filo-geek de ego desmesurado (de esos que hablan de sí en tercera persona cuando el tema no era sobre ellos).

Un par de cosas sobre el dibujo de Carlín. La caricatura política mezcla dos campos, el del mensaje y el de la imágen. Es imposible separarlas pero sí analizarlas por separado. El humor, si bien está presente, en este caso está subordinado al mensaje que el dibujante está tratando de transmitir. Y en eso Carlín hace tiempo dejó de ser un "humorista" para pasar a ser un "panfletario" (sin sentido peyorativo, ojito ojito).

Ahora, creo que sin querer queriendo caes en el juego de los discriminofílicos (algo así como los que ven discriminación hasta en el betún Kiwi) al analizar superficialmente la imagen. Cuando uno intenta transmitir una cantidad considerable de información en un sólo dibujo debe apelar a una gran cantidad de información tácita que sólo puede ser sacada del contexto social. Es por ello que la caricatura de Carlín puede ser entendida por la mayoría de lectores de diarios limeños pero no por un redneck del midwest gringo.

No es raro entonces que el dibujante apele a una serie de estereotipos que sirven como conectores entre la información del dibujo con la información contextual. Los trajes, las posiciones, los rostros de los personajes son tipos que evocan y refuerzan al mensaje detrás de la imagen. Y los estereotipos siempre son generalizaciones burdas que apelan a un conocimiento general externo reconocido y aceptado por una comunidad, y, oh sorpresa, ese conocimiento sacado de contexto y visto de modo caprichoso puede ser tildado de discriminatorio (como hacen los discriminofílicos).

A mi parecer el dibujo va más allá del -irrelevante a mi parecer- supuesto mensaje discriminatorio. Si los ciudadanos selváticos son mostrados uniformes y uniformizados es para acentuar una diferencia con los políticos de saco y corbata (también uniformes y uniformizados). Si Pizango no es mencionado es porque el dibujante no quiere mostrar el lado dirigencial más maleable del movimiento y lo quiere presentar como un movimiento masivo y generalizado, sin personalidades ni opciones de manipulación, un movimiento espontáneo y popular. La "pendejada" de Simon y Velásquez Quesquén claramente es una crítica a los discursos mecedora del gobierno, no tanto una visión de superioridad. Y si los selváticos son mostrados como pasivos, es para no mostrar ni mencionar sus acciones de violencia y sus llamados a la insurrección general mundial con la cual muchos se habrán mojado hasta las medias (por miedo y por gusto).

En todo caso el dibujo -que me parece deficiente y burdo en general- es ideologizado, panfletario y parcializado. Nadie dice que la caricatura política no debe serlo, así como los textos políticos -o de análisis político- caen en el mismo problema. Si al "chuncho" no se le toca no es por un problema de discriminación positiva, es por una cuestión de doctrina política en el cual las masas son el sustento social del Partido (no es por nada que Carlín se reconoce como marxiano) y por lo tanto la vanguardia del "chuncho" debe defenderlo pues es un potencial y eventual aliado político.

Como puedes ver un dibujo soporta varios niveles de análisis. Donde tú ves discriminación, yo veo racionalidad política (me parece surrealista que no seas tú el que haya tratado ese nivel de análisis) que puede contener el un factor discriminatorio que creo que es el que tenemos todos como común denominador (limeños, cusqueños, arequipeños, chunchos, aymaras, miraflorinos, zarate... zarate... ¿cómo es tu gentilicio?... ah, gringos!). Quedarte en ese nivel de análisis para "jorobar" a un grupo anónimo de "muchos" o "varios" es gastar teclado en hacerles caso y darles en el gusto.

Creo que zapatero a tus zapatos y a jorobar con harta carne y datos.

¿Me pones nota? Aaaaaaanda, dí que siiiii. Las chelas ya están congeladas, galán de bbq.

May 18, 2009 at 6:21 PM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

Bueno, por acá en Alemania e Italia se toma más en serio a la mujer Mouffe por haber escrito sobre Carl Schmitt principalmente. Sobre Laclau y su teoría del populismo sinceramente nunca he escuchado mencionar su nombre en las conferencias de politólogos sobre populismo y neo-populismo (Y.Meny/Surel, P. Ignazi, P.Taggart, M. Canovan).

Al parecer, a los enamorados latinoamericanos y demás Servandos y Florentinos excita poder aplicar un surtido 2x1 de Gramsci y Schmitt, sin la joda de tener que aprender italiano o, peor, alemán (pucha, ahí si que me sorprendió Ud. con ese par de rosquetes, Servando y Fiorentino: ¿tan jodido ve ud. el panorama por allá? ¿o me está leyendo Ud. demasiado Baily?). A ese surtido 2x1 le llaman pues post-marxismo. Han tenido que esperar dos guerras mundiales y 60 años de post-guerra para descubrir ahora el post-marxismo. Una buena miseria detrás de tal entusiasmo de enamorada. Tal escandaloso retraso no será diferente en latinoamérica: guerrilla, pseudo-revolución cubana, doctrina de la liberación, guevarismo, teoría de la modernización, "transición", buena vida, terrorismo...

Tal post-marxismo debería llamarse correctamente post-maoismo, post-leninismo, post-guevarismo y no "post-marxismo": En sentido estricto no existe ningún post-marxismo, sino simplemente volver a leer a Marx correctamente. Ya lo hicieron "desde cero", es decir desde Hegel, P. Kondylis y A.Kojeve. Laclaus, post-marxistas y demás flora, ya los hay entonces y a suficiencia (Bastan los "curas" (schelsky) de la Escuela de Frankfurt). Lo peor es que la miseria de tal entusiasmo de enamorada es abandonar el "determinismo económico" para pasar a otro determinismo peor, el determinismo civil-religioso de lo "cultural-social". Una cosa interesante que se puede deducir es que hay un buen mercado latente de enamoradas y luis migueles que no cree en las sirenas del "liberalismo de izquierda", es decir, prefieren un nuevo mesianismo, menos liberal y más "radical".

Un amigo me ha pasado este link sobre Laclau: http://www.letraslibres.com/index.php?art=11308 el articulista es otro kamikaze, este escribe al final:

"El postmarxismo resulta a fin de cuentas neoschmittismo. Antiliberalismo con traje folclórico".

jaa Jaaa, muy buena esa, al menos me van a tener que leer por primera vez Schmitt (peor es nada). Sobre Schmitt y los comunistas ya escribí algo - ahí propongo algunas preguntas para el esperado update de su caviarómetro. Las preguntas podrían valer para las enamoradas de Laclau, me permito el publicherry:

http://geviert.wordpress.com/2009/04/04/el-nomos-maoista-de-carl-schmitt-la-entrevista/


Bueno, no quiero desviar el tema de su post, ni sobretodo distraerlo mucho de su próxima vía del martirio - póngase cómodo nomás hasta que le llegen los mariachis de la lógica: no se olvide que todos los politólogos terminan en la anticamera del infierno, recuerde el sueño de Machiavelli. Espere nomás con su buen bronceador, sin virtù y sin fortuna.

De infierno a infierno,
suyo,

Giovanni
Geviert-Kreis

May 18, 2009 at 7:33 PM  
Blogger Daniel Salas said...

Carlos: De verdad, de verdad, si te jode mucho que otros expliquen por qué no están de acuerdo con lo que sostienes, si crees de verdad que solamente tú tienes derecho a jorobar y a criticar, si piensas que todos los que discrepan de tus ideas son una misma bola, entonces no escribo nada y me ahorras la chamba. Me sale más barato.
Tú sabes muy bien que mis ideas no tienen nada que ver con la huachafería rioplatense de izquierda, entonces no entiendo por qué le dices "amén" a un neonazi como Geviert-Kreiss. ¿De qué lado juegas? Te lo pregunto en serio y agradecería mucho que me respondas. En cuanto a lo que se puede hacer con la escoria nazi, Aldo Reine tiene una idea:
http://www.youtube.com/watch?v=5sQhTVz5IjQ

May 18, 2009 at 7:38 PM  
Blogger Jorobado said...

A ver, a ver, parece que acá hay roches personales entre los últimos dos comentaristas. Voy a evitar pronunciarme al respecto porque si no, no acabamos nunca. Solo una cosa, Daniel, escribe no más tu crítica sobre este post. Realmente me interesa. Yo no soy un especialista en análisis cultural, creo que tú sí. Quiero saber en qué me equivoqué. En serio, con franqueza.

Aprovecho además para aclarar que acá no hay ninguna agenda política detrás, ni que estoy del lado del gobierno (nada que ver!), ni que me he vendido al fujimorismo, a la derecha, blablabla...A aquellos que sostienen eso, solo me queda decirles: ZONZOS.

ps. Zambo, no se qué pasa pero no puedo subir tu comentario, sale error.

May 18, 2009 at 9:29 PM  
Blogger Jorobado said...

Zambo, ya pude subir tu comentario, como suelo decir: "say no more". Tengo algunas ideas para refutarte, pero lo dejamos para las chelas. Claro que hay racionalidad política en Carlín, como la hay en Heduardo, Alfredo, etc.; claro que hay un objetivo político en no mostrar a Pizango ni a los aspectos "violentos" de los amazónicos; pero también podría haber de paternalismo o no? Es una interpretación posible, sobre todo si consideramos esa caricatura dentro del contexto de la cobertura de analistas y periodistas sobre el tema de las protestas amazónicas. En fin, sigo con la ciencia política, pero volveré...Me has hecho recordar cuando trabajaba con Gonzalo Portocarrero y escribíamos sobre estos temas (ah, eso no lo sabían).

Saludos,

pd. No es Zárate, es Zarasidro.
pdd. Ponlas a helar.

May 18, 2009 at 11:11 PM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

saludos,

interesante, interesante. Bastó jorobar un poco, dejando ver un poco de la sana escoria de cada día, para que pueda Ud. medir, de reflejo, cuánta buena loyalty le tienen los mariachis de la orquestra de Amedio & Marco: "De verdad, de verdad... entonces no escribo nada". Tenga bien la correa, los jorobe, pero los tome más en serio Sr. Jorobado. No sea insensible que son como las plantas. Las ignore y les de palo para que se apoyen, pero su aguita, su besito y su amén cada cierto tiempo. La carencia afectiva es fatal en USA, imagínese si uno ya llegó carente.

Fíjese como es grande la Loyalty que le tienen: yo descubrí su Blog por lo mismo, es decir, negativamente. Un día como otros, en todos los blogs que visitaba, noté que todos los zapateros sin zapatos hacían por todos lados una "caricatura política" común de un tal Jorobado. Jorobado por acá, Jorobado por allá, falacia por aquí, coquito por allá. Mezclaban "el campo del mensaje y de la imagen" para poder decirle simplemente No al final, sin haberlo leído correctamente. Una "cantidad considerable de información" que hacía apelo a estereotipos que "apelan a un conocimiento general externo reconocido" del tal jorobado (claro pues, más empírico de la joroba qué más). Estos zapateros veían en la joroba un monte de venus lógico-matemático, una falacia. ¿Quién es, pues, el tal jorobado? - me pregunté. ¿Por qué le dan tan duro como a paco yunque? "acá hay amor y odio" me dije. Ahora nos lo demuestra el niño carente.

Después de varios días llegé al punto máximo de la ociosidad y descubrí al tal Sr. Gamio. Leí que le decía (con otras palabras obviamente): "Donde tú ves discriminación, yo veo racionalidad política".

Ah no, me dije. A estos zapateros les queda demasiado grande los zapatos que me quieren vender. ¿después de tantos martillazos terminan con tremenda obviedad? No puede ser.

Entonces me decidí a buscar su blog.Después de todo esto hay que deducir lo siguente: el espesor de la joroba está en relación directa con la carencia afectiva entre los Amedio & (Gian)Marco. Tal relación genera loyalty erógena. La fórmula es: si ud. dice algo, lo critican. Si ud. no dice nada, porqué no dijo. Si ud. pide una opinión a los expertos, se derriten de carencia afectiva, peor si al lado aparece la bestia (yo obviamente).

Después de este capricho del niño Danielito en particular, no me dirá que Albert O. Hirschman y su exit-voice no son importantes para su modelo de acción colectiva y de protesta (no me olvide a los clásicos). Delé su amén al niño también antes que deje su próxima verborrea a midad, a fuerza de tanto youtube.

Sr. Salas: esperamos sinceramente más rigor en su comentarios a la presente tesis de parternalismo que tiene a mitad. Más quid y menos floro cultural. Otro texto como su carta-comentario sobre Huntington y las "civilizaciones" y nos veremos en la situación de cremarlo junto con todos los jugadores del Cristal.

saludos,

Giovanni
Geviert-Kreis

PS. Señor Valdez, otra vez Valdez: imposible ponerle una nota porque ud. no ha afirmado nada evaluable (sin ironía, en serio). Nos ha narrado bien cómo describe y se coloca un "historiador del tiempo presente" frente a un objeto, pero el quid de su texto ("la racionalidad política"), después de tanta introducción, nos deja otra vez con la pregunta inicial que tratamos de explicar. La discriminación también es una variable de racionalidad política. Relea el post. La hipótesis de parternalismo no ha sido falsificada con otra pertinente, ni siquiera en términos de una breve opinión. Describir una pregunta con otras palabras, no es explicarla. Una cosa es analizar la Historia, otra cosa es describir una histo(riet)a. Siga mi consejo: regrese a los historiadores de "tiempo pasado" (Irving). Verá que los zapatos con el número exacto le llegan tarde o temprano (mientras, tómese sus chelas y salúdeme de paso a Frau Schlauberin que de zapatos y zapatones apristas (SPD) se entiende).

PS II: con este comentario, salvo un contracomentario interesante, me despido por un tiempo señores. Ha sido un placer. Un saludo sincero a los comentaristas Carlos del Carpio y a Erick García por su aportes en el post anterior. Buenas ideas. Igualmente a Norma Correa por su entusiasmo. A ver si se hace un Forum temático en vez de un blog con estos temas. Estos comentarios son valiosos y se pueden seguir trabajando mejor en un Forum. Nuevamente saludos, Giovanni.

May 19, 2009 at 4:24 AM  
Blogger Daniel Salas said...

Carlos: Ahora dices que no te vas a pronunciar luego de haber aceptado como bacán, chévere, mostro, pajita, pulenta, el comentario de un nazi que en el colmo de la frescura hace gala de su homofobia y tú no le dices nada. No, pues. Ya estás exagerando en tu palta con la izquierda (que yo también tengo pero que no me lleva al extremo de ponerme al otro lado del abismo ideológico). No hay nada personal con dicho sujeto a quien afortunadamente no conozco. Pero cualquiera que acepte la superioridad racial y otras cojudeces merece mi desprecio y finalmente sí va a tener un problema personal conmigo. Claro que sí.

Te he pedido una sola cosa para que yo pueda escribir mi comentario no por paternalismo sino porque tú ya te victimizaste antes. Si hay muchas paltas y si se va a salir con los mismos argumentos de que me odian / me quieren linchar / he posteado en vano, y encima si para cumplir tu papel de francotirador no te hace ninguna palta recibir los halagos dudosos de la peor basura que ha generado la humanidad, mejor dejamos la cosa ahí, ya que has terminado de echar por la borda cualquier consideración ética. Saludos.

May 19, 2009 at 7:18 AM  
Blogger Jorobado said...

No pues, Daniel. Cuando dije "bacan", "pajita pulenta" me refería a los textos bibliográficos que traía a colación el comentarista anterior (Sartori, Dellaporta, etc.). Ahi están los comentarios que atestiguan. No tengo por qué irme al "otro lado" para criticar a la izquierda.

De verdad, esperaba tu comentario sobre el post. Mira como Valdez cuestiona mi rollo y no hay pica alguna.

May 19, 2009 at 7:22 AM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

A ver.

Sr. Salas, me hace ud. perder el tren. El tren de la 4 es absolutamente superior al de las 3, porque llega más temprano. No me lo haga perder otra vez, que no me gusta escribir en movimiento. Se relaje un poco.

La pregunta de este post es: ¿Quiénes son los que discriminan? Compare su respuesta con esta pregunta y medite en silencio su extremismo verbal. Yo le doy del niño, ud. me da del nazi, del basura. ¿Qué pasó? ¿he perdido alguna parte del debate? Parece. Si ud. me da del nazi me tiene que explicar porqué. No olvide que le escribo desde Alemania, yo no soy una foto más de sus manuales descoloridos de historia contemporanea para que se desfogue así. No es necesario que reaccione como un extremista. En Alemania alguien como ud. es inmediatamente procesado por calumnia. ¿Homofobía? ¿superioridad racial?¿Dónde? En mi comentario sobre el Cristal? Por favor! La jerga futbolistica es suya ("juégale bien"). Le hablo en su registro par dejarme entender rápidamente. Sonría un poco, sea un poco más payaso de lo normal, que la carencia afectiva se supera también así, sonriendo, pero sin piquarse. Yo tampoco lo conozco. Me centro en lo que ud. escribe. Siga el ejemplo del Sr. Valdez, no se pique.

A proposito de homofobia: sobre el sr. Valdez tengo un post (ojo, no un comentario, un post entero de varias páginas), donde lo tomo como ejemplo de virtud (ahora ha bajado un poco, pero se mantiene, se mantiene). Lástima que de ud. no pueda decir lo mismo.

Al parecer tiene ud. un problema de estima bastante fuerte. Por su alharaca Ud. me deja entender que todos los lectores tenemos que decirle a ud. "chevere, mostro, pajita, pulenta" por su nariz, su corbata, sus zapatos o su codo, y no únicamente y estríctamente por la integridad y la pertinencia del texto que nos presenta. Por favor, sea más serio (y menos celoso). Sobretodo no se venda tan rápidamente: "chevere, mostro, pajita, pulenta" nadie ha escrito en ningún lugar, únicamente ud lo hace. No se auto-desprecie con estas latencias, ame a su prójimo. Sonría y no se piqué. O lo haga almenos en modo civil (e interesante).

suyo,

Giovanni
Geviert-Kreis

May 19, 2009 at 8:16 AM  
Blogger Jorobado said...

Ok, quedó acá el intercambio. Move on, chicos.

May 19, 2009 at 8:39 AM  
Blogger Franklin Medrano Díaz said...

Carlos
El análisis cultural (culturalista o culturoso) tiene más entradas que el examen de los actores en la caricatura. Las relaciones de poder también se vislumbran al ver como se organiza y simboliza el espacio, donde su ubican los actores y el uso de la lengua.
El sitio elegido para la caricatura de Carlín es una oficina burocrática: El Estado es una oficina. En este espacio es donde se simboliza la división de los poderes (ejecutivo y parlamento) separados por dos escritorios (curioso que Carlín haya dibujado a Simon Munaro en el escritorio de la "izquierda").
En esta oficina nadie llamaría la atención si usa terno y corbata, por lo cual es un hecho que cualquier “mancha de chunchos o chúcaros” desentonaría. Carlín simboliza no sólo políticos mecedores sino intenta (se esfuerza hasta ser ahístorico) en simbolizar un Estado monocultural, centralizado, urbano (el poder está en Lima, en la PCM) y culturalmente excluyente.
Finalmente, y no menos importante, está el tema de la lengua. Se sobreentiende que los que protestan entienden lo que dice Yehude y Vásquez Quesquen. Carlín legitima el español como lengua oficial del Estado. El español (o castellano) es la lengua que se usa para negociar con el Estado, es el lenguaje político incluso en conflictos “étnicos”. Este desliz es por un lado, inconciente y por otro lado, convenido. Desliz porque pasa inadvertido en el debate y convenido porque invisibiliza la existencia del desigual dominio del castellano entre los mismo ciudadanos que protestan: no todos dominan el castellano como Pizango. Es probable que Pizango no sólo hable castellano sino que quizá sepa “meter floro” en este idioma. Volviendo al tema: en la caricatura los “chunchos” parecen entender sin problemas, en bloque y por igual, lo que les dicen los políticos, no hay operadores con ventajas lingüísticas.

En conclusión, Carlín se esfuerza por simbolizar una oposición entre “el buen salvaje” y “el político pragmático y corrupto (occidental)” y al hacerlo reproduce una lectura paternalista. Todo desde un esencialismo bicolor. La pregunta de fondo es: ¿Estaríamos ante la cultura del “buen amo” que se indigna al ver como el Estado (y su clase política) maltrata a sus “salvajes” por lo que necesita exorcizar sus culpas mediante la caricaturización? Yo creo que sí, la cultura del “buen amo” es tan limeña como son las noches de Barranco.

Saludos
PD. Ojo que hablar bonito el castellano (uso correcto del lenguaje oral) también es funcional para volverse un “líder” en espacios urbanos.

May 20, 2009 at 1:13 PM  
Blogger Daniel Salas said...

Frank: Todos los hablantes de castellano dominan el castellano por igual. No hay ningún sustento para decir que el dominio es desigual. Desigual es el poder y eso es lo que representa muy bien el dibujo de Carlín.

La caricatura, por definición, es una simplificación. En el caso de Carlín, la simplificación sirve para demostrar lo absurdo del Estado. No necesita dar más detalles. Por ello no es necesaria la individualización del colectivo. ¿De dónde sacas que en el dibujo uno puede derivar la idea del "buen salvaje"? No hay nada de eso. Lo que uno ve es un conjunto de personas que son mecidas por el Estado, más allá de que sean buenas o malas. Eso no importa. Como ya dije, se trata de una caricatura, es decir, de una representación simplificada y, por lo mismo, efectiva, de una idea. No es, para nada, un "esencialismo bicolor" sino la presentación muy suscinta de dos actores y dos funciones. La efectividad y la lucidez de esta simplicidad es sumamente difícil de alcanzar. Barranquinos o no, todos tenemos derecho a defender principios y causas justas. Mala onda también de tu parte eso de recurrir al adjetivo de "culturoso", modo muy común de descalificar al que propone una lectura que vaya más allá de los lugares comunes.

May 20, 2009 at 4:03 PM  
Blogger Franklin Medrano Díaz said...

Hola Daniel:
La simplificación requiere una ponderación previa: ¿Qué saco y que no saco en la simbolización?.
Es audaz la simplificación de Carlin porque pondera el interés por reflejar "la mecida" del Estado. No obstante, el costo de la simplificación es descartar el rol de Pizango como individuo y de simplificar el conflicto en dos partes: El mecedor (Estado o políticos) y los mecidos, quienes son, por necesidad de la simplificación (previa ponderación), un grupo homogéneo y ajeno al espacio dibujado (oficina).
Otro dibujante pudo haber dado más relevancia al rol de Pizango y con ello "simplificar" a favor de los rasgos individuales de este señor. Hay muchas posibilidades de simplificar, todos requieren de una ponderación previa y ésta se hace en función del público para quien se dibuja.
Para ponerlo claro: un dibujante de "derecha" hubiese dibujado a los grupos nativos como marionetas controladas por Pizango. Igual sería una simplificación.
Mi crítica no va a que a la carictura le falta esto o aquello sino al modo de simplificar. Para usted Carlín hace una espléndida simplificación, "sumamente difícil de alcanzar". Esta juicio de valor se debe a que usted pertenece al público para quien Carlín dibuja y satisface.
Sobre ¿de donde saco lo de "buen salvaje"? Que los mecidos cumplen la función de buenos de víctimas de la "mecida".
Sobre lo de "cultoroso", tiene razon, no ayuda al debate.
Saludos

May 20, 2009 at 5:39 PM  
Blogger Daniel Salas said...

Si yo dibujo una mujer siendo agredida abusivamente por un hombre, no estoy construyendo la imagen de la "buena mujer" frente al "mal hombre" sino de la de víctima frente a victimario. Ser una cosa y la otra es simplemente una función, no una esencia. Los nativos desatendidos por el Estado son víctimas, no "buenos salvajes" ni siquiera buenas personas necesariamente.

Para construir un "buen salvaje" necesito una narración mucho más extensa en la cual los "salvajes" respondan invariablemente a ciertas cualidades que terminan siendo presentadas como esenciales. Esto no es posible en una sola caricatura.

No se puede poner todo en una caricatura. La caricatura es un resumen y una exageración de ciertos rasgos que permiten revelar un punto de vista. Para mí, el punto de vista de Carlín es absolutamente válido y el esfuerzo en haberlo presentado en una sola imagen me parece loable, sobre todo porque implica un compromiso ético que no muchos tienen.

May 20, 2009 at 6:05 PM  
Blogger Franklin Medrano Díaz said...

Daniel:
No sé exactamente cuanta narración se necesita para afirmar el discurso del "buen salvaje". ¿Un libro, una tesis, un artículo, un catálogo de fotos? Es muy relativo porque sencillamente hay pocas o ninguna prueba. Por ello, detengámonos en el dibujo: los ciudadanos de la selva (disculpe pero para mi no son "nativos desatendidos por el Estado" como usted los describe)no sólo cumplen la función de víctimas sino también cumplen la función "de ser los otros". Esto se ve en los trajes e instrumentos que portan. En las simbolizaciones la ropa y los accesorios son más que eso, cada objeto tiene una "esencia" que define al actor que las usa.
Por ello, ambas funciones pueden sumar (dar como resultado) un buen salvaje: función de víctimas + función de ser los otros = Buen salvaje.
Para los analisis culturales de imagénes es irrelevante la calidad moral de sus autores. Las obras se vuelven unidades de analisis independientes. Si lo complementamos con el compromiso ético de Carlín es otra cosa, es otro tipo de estudio.
Saludos

May 20, 2009 at 6:29 PM  
Blogger Daniel Salas said...

Franklin: Encontramos al "buen salvaje" en largas piezas musicales o en relatos utópicos, por ejemplo. El "buen salvaje" es un estereotipo que apareció en ciertas manifestaciones artísticas. Pero para que funcione como tal la narración debe postular una igualdad necesaria entre ser salvaje y a la vez ser inocente y puro. ¿Ves eso en el dibujo? Lo que vemos es una colectividad agredida por el Estado.

Por cierto, en ese dibujo se trata de una colectividad de nativos desatendidos por el Estado. También se refire a un grupo de ciudadanos. Una cosa no quita la otra. No vivimos en un mundo de igualdad, ¿o sí? Entonces no es justo omitir la desigualdad. Existe y hay que denunciarla.

May 20, 2009 at 8:12 PM  
Blogger Franklin Medrano Díaz said...

Daniel:
Carlín es un magnífico caricaturista y por ende, se cuida bastante de lo que dibuja. Sería un gran descuido de su parte dibujar al grupo en conflicto con
una "necesaria" (consecuencia lógica)relación igualdad salvajes e inocentes puros. Además que tal necesidad que demanda es complicada de probar.
No obstante, lo que queda claro es que su dibujo refleja un esterotipo (previa ponderación para simplificar).
Lamentablemente en estos debates uno puede perderse al no existir pruebas "necesarias". Yo veo una posibilidad en el dibujo (refleja el mito del buen salvaje, del mecido que cumple la función de "los otros" en el dibujo) usted no ve nada de eso. Al contrario, ve un caricaturista con compromiso ético (como pocos).
Sobre lo de grupos nativos o ciudadanos, siempre la cuartada perfecta para justificar estos errores (incluyéndome porque no tengo complejo de policia escolar de lo políticamente correcto) es decir algo asi: "Por favor, los que me conoces saben que defiendo los DDHH desde del nido, así que sería imposible e ilógico sostener que no creo en la democracia".
Este tipo discriminación (llamar pobladores a los de Puno o ventanilla y no a los de Magdalena) es una práctica cultural y como tal carece de una justificación lógica y un discurso consistente, sobre todo porque es solapa y asolpada. Si tu acusas a alguien de racista, éste te va ha argumentar con razones para decir que no es así. Este ocurrió con Toronja que emitió un comunicado apelando a su "trayectoria".
Bueno, creo que esta comunicación ha terminado, usted tiene su opinión y yo la mía sobre el dibujo de Carlín. Creo que ni usted ni yo tiene el interés de convencer al otro.
Hasta la próxima.

May 21, 2009 at 7:03 AM  
Blogger Daniel Salas said...

Franklin: El "buen salvaje" no es cualquier cosa. Es un tipo literario muy definido y consiste en representar a ciertos indígenas como sujetos inocentes, carentes de malicia y de pecado. Obviamente, es un mito que se confunde con ideas sobre el paraíso original y que estaban ya en el horizonte ideológico de Cristóbal Colón. Además, el buen salvaje aparece desnudo porque, en efecto, es un personaje adánico. ¿Se puede ver elementos de ese mito en este dibujo?

Insisto en que no hay racismo. Tenemos un colectivo identificable por su indumentaria (que Carlín no se inventa) y que es tratada de manera absurda por un funcionarios que los esperan sentados en una oficina. Este colectivo es un agente, no una entidad pasiva y ello se comprueba en el hecho de que son ellos los que vienen mientras que son los funcionarios los que están sentados. Ese colectivo también puede ser identificable como "otro" pero la otredad no necesariamente implica discriminación negativa. Es más, resulta mucho más abierta la idea de aceptar a los otros como otros y no de tratar de incorporarlos al nosotros. Podemos aceptar a los otros como diferentes y como iguales. Esto es exactamente lo contrario del nacionalismo oligárquico.

Por el contrario, en el dibujo queda claro que es el Estado el que no se quiere comunicar, el que profiere enunciados ridículos, el que está sentado y pasivo mientras los ciudadanos se movilizan. Saludos.

May 21, 2009 at 8:23 AM  
Blogger Daniel Salas said...

Algo más, Franklin: Sobre llamar "pobladores" a un tipo de personas y "residentes" a otros, yo mismo escribí un post hace tiempo:

http://grancomboclub.com/2008/05/pobladores-y-azuzados.html

Muchas de las cosas que tú señalas son ciertas. La discriminación en el Perú existe y puede ser brutal o solapada. Pero no veo nada de eso en el dibujo de Carlín. Era eso lo que estábamos discutiendo y por eso te he estado pidiendo que señales los elementos en los que te basas para fundamentar tu argumentación. Saludos y ojalá haya otra oportunidad para dialogar. Puedes comentar en el Gran Combo cuando quieras, para que la conversación sea más directa.

May 21, 2009 at 8:28 AM  
Blogger Franklin Medrano Díaz said...

Daniel
Recién me he dado cuenta que escribiste algo al repecto el blog GCC: http://grancomboclub.com/2009/05/dos-caricaturas.html
Esto explica tu insitencia.
Debo indicar una contradicción en tus comentarios porque primero dices que una carictura requiere simplificar (capacidad de sintesis, previa ponderación) y luego afirmas que para establecer que el "buen salvaje" se encuentre en un dibujo deben existir "N" ementos: imposible que Carlín dibuje la complejidad que demandas usando la necesaria simplificación que señalas.
El "buen salvaje" es una construcción del otro y como tal puede ser reducida a "mínimas expresiones". Yo veo el mito del buen salvaje en "George de la selva", una versión, si quieres, para las masas, pero efectiva.
Para cerrar, te diré con sinceridad que no visitó mucho el blog del GCC (por diferentes factores). De todas maneras agradezco tu invitación, lo veré más seguido.
Saludos,

May 21, 2009 at 8:55 AM  
Blogger Daniel Salas said...

Franklin: No hay una contradicción. Justamente porque una sola caricatura no puede mostrar de manera contundente al "buen salvaje", no me explico de qué manera aquellos elementos podrían estar en el dibujo de Carlín. Una salida es que Carlín recurra a las imágenes ya tradicionales y que se comprenden a la luz del desarrollo del mito en cuestión. Pero para ello debió de haber dibujado a esos robustos indios desnudos en una postura pacífica y que se ven en muchos libros europeos, especialmente desde el siglo XVII. No tenemos eso, de manera que para reconstruir el mito del "buen salvaje" habría tenido que recurrir a una narración mucho más larga, lo que, como ya dije, no es posible en un solo dibujo. Para que haya mito del "buen salvaje" tiene que haber una narrativa que establezca claramente una esencialidad. Una sola persona buena es una sola persona buena, no el arquetipo del "buen salvaje". Espero haberme hecho entender esta vez. Saludos.

May 21, 2009 at 9:28 AM  
Anonymous Geviert said...

saludos,

algunas notas:

una de la peculiaridades de la imagen es su capacidad de proponernos una inmediatez completamente analógica, recursiva y redundante, a partir de la cual podemos ordenar socio-cognitivamente tal o cual discurso posible como información. Una cosa es, pues, la reflexión discursiva (teórica, racional) que podemos crear a partir de la imagen (el análisis histórico-cultural, los aspectos o detalles, los comentarios, opiniones kafkianas, foucault, etc, etc y etc.), otra cosa completamente diferente será la mencionada capacidad recursiva, redundante y auto-referente, como propiedades de lo icónico, que toda imagen posee. Yo distingo preliminarmente estos dos planos concomitantes en la caricatura de Carlín. Quien desee saber qué concepto de imagen estoy usando, sobre su uso político y las políticas "culturales" de memoria colectiva que están detrás (vuestro Museo de la Memoria por ejemplo), puede verse mi último post, si desea.

Cuando analizamos una caricatura, olvidamos rapidamente estos dos planos y estas consideraciones preliminares que posee toda imagen. Dejamos rápidamente el plano icónico mencionado y pasamos apresuradamente al plano discursivo, o peor, narrativo, donde todas las lecturas culturales (y ninguna finalmente) son posibles. Precisamente porque una imagen concede un sinnúmero de análisis discursivos posibles, todos pertinentes a su modo, un analista cultural debería tener en cuenta la tremenda obviedad que una imagen de por sí y en su in-mediatez, no posee NINGUNA lectura por sí misma. La fuerza y la potencialidad icónica de una imagen no sólo reside en su fuerza probante ("las imágenes hablan por sí solas" se dice corrientemente), sino también en su fuerza instrumental como recurso eficaz de comunicación política. Esta segunda potencialidad es explotada muy bien por Carlín (y por los analistas), trasladándola al ámbito y al lenguaje de la caricatura política. En la multiplicidad de lecturas, él propone (y decide) el marco discursivo donde todas estas lecturas y análsis culturales deberan moverse en círculo, subordinadas. La función de estas se limita a reforzar o de-potenciar (ideológicamente) su propia eficacia política, icónico-caricatural. Esta es la gran eficacia política de toda imagen. Una caricatura política exagera intencionalmente tal o cual aspecto de la mencionada redundancia de una imagen, para tematizar, sobretematizar o subtematizar tal o cual aspecto de la imagen, SIN PASAR necesariamente al plano discursivo o narrativo.

Este es el arte de toda caricatura: proponernos un tema (político) sin tematizarlo discursivamente (como hace, en cambio, el analista). En un cierto sentido, el analista es una extensión "orgánica" (muchas veces intencional) de la imagen caricatural propuesta, de su código cultural y de su mensaje político finalmente. El analista se ocupa de reforzar discursivamente tal eficacia icónico-representativa (Gramsci) a nivel de gestión indirecta de la memoria colectiva (cfr. mi post).

El humor político es más eficaz: no cree en "el floro", sino en el símbólo político, la mitopóiesis (no en el mito), el campo icónico auto-referente, analógico y redundante y finalmente en el plano sensorial del humor. Este último es su legimitidad como "sátira", como lenguaje "satírico".

(continua)

May 22, 2009 at 8:06 AM  
Anonymous Anonymous said...

¿Y alguno le ha preguntado a Carlín si quiso plasmar en el dibujo lo que aquí se discute o todo lo contrario?

May 22, 2009 at 8:33 AM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

(continua)

Veamos ahora la caricatura de cerca y las lecturas propuestas.

se proponen principalmente dos lecturas, cada una pertinente a su modo y en modo autológico. Las dos son infalsificables como hipótesis discursivas (cfr. arriba), por lo tanto las dos son legítimas en relación a la caricatura:

A) el subconciente paternalista (Lectura del Meléndez) y su oposición político-instrumental (lectura del Sr. Díaz: “el buen salvaje” y “el político pragmático y corrupto (occidental)”)

B) la lectura kafkiana, la autoridad como mostruo, el Poder: "la autoridad absurda", "La autoridad es como un monstruo de varios rostros pero un solo monstruo a fin de cuentas" (Lectura del GCC).

Si pasamos a observar ahora cómo cada lectura fundamenta su propio discurso analítico, observamos que cuanto más se pretende persuadir a nivel análitico-discursivo, más no alejamos del plano icónico-representativo que nos interesa y ocupa. El grado de pertinencia de las lecturas será medido, entonces, por su mayor plausibilidad y su mayor capacidad de adherencia al plano icónico-representativo de la caricatura en cuestión.

Para mostrar "lo absurdo de un Estado" (lectura B), es necesario saber ponderar a nivel icónico-recursivo (lectura A) qué aspecto de lo que consideramos como absurdo será más inmediato en términos meramente gráficos, sobretodo si se pretende introducir concomitantemente un mensaje político in-directo (el texto de los políticos que se expresan) y directo (la imagen, los colores). Una imagen política es más eficaz cuánto más breve se presente y menos discurso, "menos floro", proponga al receptor. La simplificación selectiva es, por lo tanto necesaria (lectura A).
Por este motivo es una obviedad afirmar que una caricatura es "una representación simplificada" de "una idea". ¿Cuál es esa idea? ¿Cuál es la eficacia selectiva de tal idea cómo caricatura, "satira"? En victimología (se vuelva a leer mi aporte destructivo al debate) la víctima posee un poder de extorsión instrumental noto. Esta decide cuando desea salir de su rol (exit) o cuando se opone activamente como protesta (voice). Es posible, por lo tanto, hablar claramente de una relación de AUTORIDAD a-simétrica (lectura B) en la caricatura, sin embargo, esto no nos dice nada sobre la relación de PODER que LA IMAGEN (no sus personajes concretos) nos pretende re-presentar (se confunde, además de los planos, poder con autoridad).

El cuadrante central de la caricatura de Carlín está ocupado por los personajes indistintos ya observados por la lectura (A). La centralidad en una imagen, el focus, nunca es casual: si se observa con atención, sólo un personaje del grupo se dirige a nosotros, al observador, a pesar que no posee un rostro definido (lectura A). Todo el espacio de la representación está dispuesto, se ordena, según la técnica clásica en fotografía de los tres cuadrantes. La evidencia del personaje central que nos mira (sin apelar, ojo) se hace más clara si observamos que ninguno de los personajes en la imagen se observan entre sí. Todas las miradas tienen puntos de funga indefinidos (cfr. esta técnica en Balthasar Kłossowski, Balthus).

Mientras es claro que la relación de AUTORIDAD se distribuye icónicamente (ojo) entre los dos personajes laterales en modo simétrico y excluyente ("la mecida"), la segunda relación de PODER sutil se establece entre el centro de la imagen y nosotros como observadores.

Es completamente irrelevante (lectura B), si me permiten, perdirle al caricaturista que siga tal o cual mito (del pasado) para generar un efecto político. Toda mitopóiesis o símbolo político opera en el presente (se vea mi post). El "buen salvaje" (A) y la "autoridad absurda" (B), son dos lecturas pertinentes en el plano analítico-dirscursivo que proponen. La lectura A se demuestra más pertinente en la media que no se aleja del plano ícónico considerado como relevante por nosotros. La lectura A no evidencia este planoe en su análisis discursivo.

(sigue conclusión)

May 22, 2009 at 8:44 AM  
Anonymous Geviert-Kreis said...

(conclusión)

La lectura B presenta un análisis impertinente a nivel icónico-representativo y pertinente en términos autológicos, argumentativos. la lectura A es poco pertinente, pero más cerca del plano icónico mencionado. Un complemento de los dos podrían dar un lectura C posterior.

Giovanni
Geviert-Kreis

PS: al anónimo: Carlin hablará como mitente, nosotros como receptores.

May 22, 2009 at 8:51 AM  
Anonymous Anonymous said...

EL Estado, el Gobierno, el COngreso, son instituciones que no sirven en el Perú, sino es para sembrar conflictos. LA selva existe sólo y sí sólo es para explotar, nada más. El "meceo" es propio de un Ejecutivo y un COngreso que nunca quiso resolver problemas, sino crearlos. El resultado: Muertos policías e indígenas, de las misma clase social y sin verse representados ni por sus congresistas ni por sus presidentes regionales, sólo por un dirigente que no sabía sino empeorar las cosas.

Saludos

LA monja

June 8, 2009 at 6:37 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home