Saturday, February 13, 2010

El tránsfuga "de a pie"

Ezequiel empezó joven en política. Al entrar a la universidad, la política entró en su vida. Por afinidades amicales participó de un grupo de izquierda. Su simpatía y su floro le hicieron escalar posiciones hasta ser elegido dirigente del tercio. Pero eran los años inútiles y la frágil economía de su familia provinciana lo alejó definitivamente de las aulas; pero no así de la política. En su barrio encontró una oportunidad de reengancharse. Buscó al comité de izquierda de su distrito, comenzó a participar de sus reuniones, y con más experiencia llegó a ser dirigente nuevamente. Su capacidad de convencimiento y su habilidad para conseguir favores políticos eran la evidencia que había nacido para esto. En las elecciones de 1989 fue candidato a regidor. Si las disputas internas de la izquierda no hubieran roto la unidad, hubiera salido elegido. Se quedó por 3 mil votos.

Luego, la izquierda desapareció. Ezequiel se quedó sin partido, sin referentes, pero también sin jefes. Otros dirigentes y gente a la que había ayudado como tramitador de títulos de propiedad le animaron a formar su propio movimiento. Así, para las elecciones municipales de 1995, formó "Independientes por San Juan" y postuló por primera vez a la alcaldía. Obtuvo el 5%. Aprendió que era mejor candidatear por una agrupación nacional. En el 2000 conoció a Fernando Olivera, quien le ofreció ser candidato al Congreso. Ezequiel fue el número 33 de la lista del FIM para Lima. Muy lejos del éxito, pero muy cerca de una figura nacional.

El fin llegó para el FIM, pero no para Ezequiel, quien decía con orgullo nunca haber sido fujimorista. Con esa carta de presentación llegó a Toledo, a quien conoció en una pollada que hizo la alianza FIM-PP en el Crillón. El "Cholo" lo jaló a sus filas, atraído por el "parecido" de sus biografías: orígenes ancashinos y populares de ex estudiantes de economía. Ezequiel fue candidato a la alcaldía en el 2002 por PP y se quedó, otra vez por poco.

La semana pasada Ezequiel hizo cola en el JNE para desafiliarse de Perú Posible y adherirse a la candidatura de un cura. La gente que pasa les grita "tránsfugas" a los que están en la fila. El no entiende. ¿Cómo pertenecer a un mismo partido toda la vida, si estos desaparecen en cada elección? ¿Cómo endosar cierta ideología política si las élites no la tienen y las organizaciones políticas son indistintas entre sí? ¿Cómo no tener incentivos para cambiarse de agrupación en cada elección si los electores cambian de preferencias cada cinco años? Ezequiel se pregunta por qué un país lo insulta cuando él es el reflejo de lo que somos: un país tránsfuga.

Publicado en Correo, 13 de Febrero del 2010.

Labels:

8 Comments:

Blogger Erick García said...

Un país transfuga... buena conclusión Mel.

February 13, 2010 at 6:50 AM  
Anonymous Anonymous said...

Say no more.

February 13, 2010 at 1:22 PM  
Anonymous Antonio said...

buenazo carajo, que buen artículo.

definitivamente el problema también está en los representados "irrepresentables" xD.

February 13, 2010 at 2:25 PM  
Anonymous Anonymous said...

es el mejor artículo blogueril que he leído =D
ya quisieran 'gran bombo club'
y
'el peruvianista
con acento puertorriqueño'
escribir algo así


estamos hablando

chau

February 15, 2010 at 6:22 AM  
Anonymous Anonymous said...

De hecho uno de los mejores artículos. Bien ahí!

February 15, 2010 at 10:52 PM  
Blogger Ricardo Mejía Cordero said...

Excelenete articulo !!! es la triste realidad de la mayoria de personajes que entran a la politica Peruana.

February 16, 2010 at 4:41 PM  
Blogger Luis said...

un pais transfuga...de vuelta a los origenes: un pais mitimae

February 16, 2010 at 8:26 PM  
Blogger Mr. T said...

Normalmente quisiera poner algún reparo, pero esa es la conclusión final. La chuntaste, Meléndez.

March 3, 2010 at 8:29 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home