Saturday, May 7, 2011

Clientelismo sin partidos

¿Ya le llegó el email de Ms. Stone? Las tías regias de la Lima GCU (incluidas alguna prima de la alcaldesa) se escriben correos electrónicos para despertar la sensibilidad social con vista al Golf. Susan de Un Mundo para Julius está 40 años más tía, pero vigente. "Compre arroz en bolsa transparente en Wong", dicen. Como si la vida fuera tan fácil. Cómo si el clientelismo lo fuera también.

El clientelismo es una técnica sofisticada, no una reacción causada por el miedo de las botas que suenan acercarse a Palacio. Hay dos tipos de clientelismo: el que funciona por miedo; y el que funciona por agradecimiento. El primero es el más eficiente. El clientelismo es un contrato en el que hay que asegurarse que las partes cumplan con el acuerdo. Es fácil comprobar el que da; es difícil hacerle seguimiento al que recibe. Ahí entran a jugar el partido, la organización política, el monitoreo, la supervisión de que el trato se cumpla. Todo ello para provocar la sensación en el cliente, que el voto no es secreto, y que los operadores políticos tienen mil ojos y mil oídos, al punto de poder averiguar por quién votó. Así que más le vale cumplir con su parte.

Pero en el Perú, eso ya pasó. Eso fue el clientelismo desde el aparato estatal, o sea desde Foncodes o desde los comedores populares: "Si no votas por el Chino, ya tú sabes". Sin aparato, sin partido, sin acceso al Estado, sin capacidad de atemorizar ni chantajear, lo que queda es un clientelismo de agradecimiento.Ahí aparece de nuevo Ms. Stone (señora Macarena o como se llame).

El clientelismo peruano actual sólo funciona cuando es personalizado, cuando los réditos electorales pueden llevarse un candidato al Parlamento, o un alcalde provincial. Acuña no contribuye al respaldo de PPK, pero sí para que su hijo y su compadre salgan de congresistas. Luna no trabaja para que Castañeda gane, pero sí para ser reelecto. Ningún partido controla los aparatos clientelares (como en Colombia), éstos viven por sí solos, pero fragmentariamente: en La Libertad, en Ayacucho, en Cajamarca, en Lima-provincias.

Como no hay técnica, el clientelismo que se practica ahora es ineficiente: no calcula cuál es su target político (¿sus seguidores, sus simpatizantes, los independientes, los rivales?), y solo intuye que tiene que distribuir entre los pobres (cuando se ha comprobado que puede ser más eficiente distribuir a las clase medias). Es un clientelismo que se mueve a ciegas, de puro prejuicio. Entonces Ms. Stone y amigas sólo tendrán un impacto para despertar el recuerdo (la memoria no es sólo de los caviares) de que "todo tiempo pasado con el Chino fue mejor". Aunque claro, el clientelismo no decide quién gana una elección, pero ayuda.

Publicado en Correo, 7 de Mayo del 2011.

Labels:

3 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Al fin posteas! Qué pasó?

May 9, 2011 at 10:10 AM  
Blogger Carlos Meléndez said...

(estaba de vacaciones)

May 9, 2011 at 10:14 AM  
Anonymous Daio Enriquez said...

Cuando las mujeres de las zonas mas pobres reciben donacion de viveres, lo indispensable para potenciar el efecto de la donacion es derivar buena parte de ellas a los comedores populares de la zona, en realidad no les estan dando pescado (siguiendo el famoso dicho), les estan dando redes y aparejos. La parte fuerte del trabajo esta aun por hacer, la "pesca" es dura y consiste en hacer funcionar el comedor popula. Deben organizarse, definir turnos para cocinar, designar cuales de las mujeres cuidaran los ninos pequenos de las que cocinan o ayudan en la cocina, y entre todo lo que se cocina, hay que saber hacerlo para producir por lo menos de 30 a 40 raciones. Lo mas trabajoso es la limpieza del arroz, primero manual, luego con agua varias veces y cocinar el arroz también con mucha agua. Y en las zonas mas pobres, esa cantidad de agua es todo un lujo y debe cuidarse con mucho esmero. La distribucion de comida se hace a una determinada hora, se debe cuadrar los ingresos y echar a andar la maquina con las pequenas ganancias para comprar especies, sal, aceite, en general todo aquello que no llego con la donacion. Una parte de las utilidades debe destinarse para el agua y los viveres a comprar, puesto que la donacion ayuda a aliviar la carga pero rapidamente debe reiniciarse el ciclo de produccion. Y ni hablar del combustible. Hay mucho desconocimiento respecto a como funcionan estos comedores populares, por eso las mujeres de esas zonas no toleran a quienes las insultan tildandolas poco menos como parasitos. Esa gente que no conoce nada de la dura realidad de nuestros pobres, ya los viera lengua afuera haciendo la mitad del esfuerzo de las mujees organizadas en los comedores populares.

May 9, 2011 at 7:41 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home