Saturday, February 27, 2010

La Ciudad Invisible

Había una ciudad de escaleras amarillas que miran a los cerros y skateparks enrejados que miran al océano. Una ciudad infame sin un medio de transporte masivo que la atraviese y movilice a sus grises habitantes que hacen honor al color del cielo bajo el que nacieron. Una ciudad viciada por el caos de obras sin concluir y presupuestos sin auditar. Aquella ciudad es regida por un gobernante caracterizado por su silencio indolente, pero con el poder de haber enajenado a sus gobernados, quienes lo apoyan incondicionalmente, y lo alzan como el futuro gobernante de todo el reino. En aquella ciudad el silencio gobierna la ceguera.

Debajo de aquella ciudad vive otra, una ciudad virtual, invisible. Una ciudad formada por disidentes que han logrado mantener el sentido de la vista, pero que carecen de las habilidades para comunicarse entre sí, salvo por señales electrónicas que, en su idioma propio, llaman twitter. Protegiendo su verdadera identidad bajo seudónimos distractores, los rebeldes de la ciudad invisible buscan enfrentar el orden del monarca silente a través de mensajes de menos de 140 caracteres. Estos son enviados en insospechadas horas del día desde los lugares más insólitos (sótanos, azoteas, campanarios, zoológicos) y circulan y rebotan por la ciudad real, buscando captar nuevos adeptos a la causa subversiva.

Pero la posibilidad de la caída del monarca silente es todavía una utopía. La promesa de un orden alternativo, al que llaman "democracia participativa", es tan lejano como los límites del reino. Las batallas que se libran son muchas: "iniciativas ciudadanas", "campañas cívicas", "comunicados de ciudadanos" llenos de indignación. Pero las armas de los rebeldes son tan inútiles como un post de ayer, como un blog sin updates, un facebook sin amixers, como un twitter sin followers. No cuentan con la efectividad de la legitimidad ganada en elecciones, no emplean los caminos que alguna vez abrieron (rendición de cuentas, revocatorias), pero sobre todo, son una minoría desarticulada en el mundo real. Son un 0.5% Soy un forastero que un día emigró, pero que desde hace un tiempo he entrado en contacto con las redes sociales de los rebeldes. Sus nubes de mensajes repiten incansablemente las siguientes palabras: "Castañeda, Masías, Kouri, Castañeda, Masías, Kouri"; pero las noticias de la ciudad silente son otras: habitantes orgullosos de su urbe y de su gobernante.

No sé a quién creerle: ¿A los rebeldes del mundo post-material que luchan por consignas como "espacio público" o a los felices y "enajenados" habitantes de un mundo material de escaleras solidarias y piletas saltarinas? ¿A quién le cree usted?

Publicado en Correo 27 de Febrero del 2010

Labels:

12 Comments:

Anonymous Jomra said...

Salud

Bastante divertida la columna de ayer, sin dudas.

No creo que la legitimidad para reclamar algo venga del número de votos conseguidos en las elecciones anteriores, entre otras cuestiones, porque los «reclamones» siempre estarán en las minorías (los que están en las mayorías no necesitan «reclamar», ejecutan sus deseos, que para algo mandan).

Si bien comparto bastante el fondo de lo que dices (y eso que he participado en varias de esas campañas), y que ya me he posicionado sobre los límites (y excesivo protagonismo en los medios de comunicación) del «activismo en red» (y perdón por la autorreferencia), así como, en su caso, el poco impacto real de dichos reclamos, siguen siendo una voz a tener en cuenta, al menos es un canal más de transmisión de información (sobre todo ante el silencio total de otros medios y actores como en Perú pasa), y casi casi que puede cumplir algunos de los puntos positivos del conflicto (aunque sea del irreal, de quitarse tensiones y etcétera).

Siempre queda el problema de que una organización «en la red» tenga efectos «fuera» de la misma, y ahí, por ahora, pierden nuestros conciudadanos digitales casi siempre (que encima manejan canales y medios que los alejan de la calle, y eso se refleja en el uso de unas redes sociales que NO son las más populares entre nuestros habitantes digitales, por poner un ejemplo).

Tampoco es que deba existir un antagonismo entre los dos ámbitos de actuación, la cuestión está en el paso de una a otra y el compromiso más allá de la Red (quedarnos en el digital es perder de antemano)...

Hasta luego ;)

February 28, 2010 at 2:02 AM  
Anonymous Anonymous said...

oe Melendez, eres bien clasista

February 28, 2010 at 9:30 PM  
Blogger Franklin Medrano Díaz said...

Estimadísimo
El dilema contiene contradicciones. No es tan simple. Esta el antropólogo "cívico" que sale a correr todas las mañanas al Parque de Los Anillos. Esta el recién egresado de ciencia política "no a castañeda lossio" (y que dio el discurso de graduación) que se operó de la vista en un Hospital de la Solidaridad. También tenemos a la comunicadora "rebelde" que usa el nuevo paradero del puente primavera para desplazarse. Todos son anti-mudos pero en el fondo, como quien peca, agradecen al mudo por hacerles la vida más fácil. ¿Qué nos pasa? como diría esa serie que daban en ATV.

March 1, 2010 at 2:41 PM  
Anonymous Anonymous said...

Oiga Ud. Don Jorobado, lo acuso de haberme robado las ideas que yo iba a perpetrar manhana ... y no lo hice ayer porqué eso cansa !!!! jejeje
Felicitaciones una vez mas por un excelente articulo, una vez mas también porque abre el debate en un tema tan importante como la construccion de ciudad y de ciudadania. Los "Espacios Publicos" son un tema esotérico en Lima. No se han preguntado por qué personajes tan diferentes como Kouri o Castaneda suscitan en la mayoria de los votantes la misma actitud de "aprobacion" ??? No sera porque le han atinado al mismo centro de nuestra alma vasalla ???

Saludos cordiales

Dario Enriquez
Montreal, Canada

March 3, 2010 at 7:14 PM  
Anonymous Anonymous said...

¿No será porque se han pasado diez años haciendo propaganda con fondos públicos?

March 4, 2010 at 7:44 PM  
Anonymous Dario Enriquez said...

Tan estupida es nuestra poblacion que es suficiente hacer propaganda y ya !!! Y que durante 10 anhos la gente no se dé cuenta que solo es propaganda ??? O es que los estupidos somos nosotros quienes dizque "analizamos" y no podemos ver lo que ellos si ven ???
En fin ...
Saludos cordiales
Dario Enriquez

March 4, 2010 at 9:12 PM  
Anonymous lucho apaza said...

Tal vez la poblacion, en el fondo, reclama medidas "pragmaticas" y cierra los ojos, resignada, a la corrupcion y el marasmo, a la prepotencia de obras mal hechas y a la pendejada de auditorias "teledirigidas"... Eso explica que, en verdad, para las masas votantes los mensajes de "espacios publicos", "democracia vecinal" y "respeto a la diversidad" son gaseosos e inentendibles, y finalmente inutiles pues no pueden competir con el cemento (visible y tangible) de obras publicas donde hubo corruptelas y vivezas pero que sirven de propaganda visual de alto impacto.

March 7, 2010 at 10:32 AM  
Anonymous Dario Enriquez said...

O porque la gente quiere cosas TANGIBLES que les sean "verdaderamente" utiles (véase las comillas). Pienso en los pobladores de los cerros en Lima e imagino que para ellos NINGUNA OBRA puede competir con las benditas escaleras que para nosotros son curiosas y pintorescas, pero para ellos son algo que les cambio radicalmente la vida. Y frente a los beneficios SEGUROS Y TANGIBLES estan las escaleras, mientras del otro lado hay ua serie de especulaciones, cuando no doctas teorias e iluminadas hipotesis -todas etéreas y metafisicas- que no pueden competir con un poco de cemento util. Los fantasmas de Darwin y Maslow, viejos conocidos nuestros, recorren hoy mas que nunca todos los espacios de nuestras grandes ciudades. También se cansaron de la ruralidad.

March 12, 2010 at 8:38 AM  
Anonymous Anonymous said...

Sí pues compadre, pero también puedes poner las escaleras y el "cemento útil" sin tu nombre en cada escalón, en cada hospital, al lado de cada bache que tapas. De hecho, está prohibido hacerlo y Castañeda ha sido, después de Fujimori, el que más lo ha hecho. Si vives en Lima, simplemente no lo puedes negar. En la Vía Expresa aparece su nombre cada 20 metros.

Hoy fui a la playa y en el peaje de Conchán repartía (A CADA CARRO, no creo que hayan sido menos de 20000 hoy) casi un librito que contenía: la cara de Castañeda, las obras de la municipalidad y una rifa.

March 13, 2010 at 9:14 PM  
Anonymous Dario Enriquez said...

No solo en el Peru sino en cualquier parte del mundo (o casi), a la gente no le importa que figure el nombre de un politico al lado de su obra si verdaderamente es atribuible a su gestion. Lo importante es que lo haga y que no solo llene de pancartas con su foto, su falsa sonrisa y no haga nada. No es que a mi me guste, yo lo rechazo y en mi genera una reaccion opuesta por saturacion. Pero la mayoria de gente es asi. Quizas nos haga falta ponernos en sus zapatos para ir mas alla de nuestras abstracciones y nuestro modo de ver el mundo. Ver el mundo como ellos lo ven, aceptar con tolerancia que no somos iguales en lugar de criticarlos y estigmatizarlos. Por otro lado, Cantaneda con el caso de la corrupcion en la compra de deuda de RELIMA va a caerse, sin duda. Es una situacion aberrante, descarada y hasta torpe. Ya no es la comparacion de cosas tangibles con rumores o escandaletes politicos. En este caso de corrupcion, la situacion es casi tan tangible como la obra fisica y la gente va a reaccionar. Se cae Castaneda, en buena hora.

March 16, 2010 at 9:17 PM  
Anonymous Anonymous said...

Estoy totalmente en desacuerdo.

Primero, nadie estigmatiza a nadie. Criticar al "candidato del pueblo" no es lo mismo que despreciar al "pueblo". Segundo, tu argumento acerca de ponerse en sus zapatos es valioso, pero tiene sus límites. Hay cosas con las que no estoy de acuerdo, y no me importa si la gente las aplaude en todas partes del mundo. Usar recursos públicos para hacer campaña descaradamente por media década es uno de ellos.

Recuerda que lo mismo pasa con la corrupción. ¿La vas a aceptar porque a la gente no le importa?

March 18, 2010 at 11:50 PM  
Anonymous Dario Enriquez said...

Estamos mas de acuerdo que en desacuerdo

Pero estimo mucho mas que tu la opinion de la gente, aunque sea diferente a la mia

Si yo creyera que a la gente no le importa la corrupcion (y yo no lo creo asi), antes que tener una condena a flor de labios, trataria de analizar porque sucede asi y -mas importante aun- porque YO CREO que sucede asi

No sera que tenemos un problema de percepcion? Que lo que nosotros llamamos "corrupcion" para los otros podria ser considerado simplemente propaganda en contra? Que la insistencia y la saturacion en cuanto a llamar "corrupcion" a casi todo nos impide distinguir las cosas? Cuando un acto corrupto esta "totalmente comprobado"? Todos tenemos la misma sensibilidad para asegurarlo? Y tenemos siempre la razon?

Prefiero lo que la gente mande. No podemos fungir de "componedores" de la voluntad popular, ni "desfacedores" de electores "torpes" o "electarados" como dice alguien por alli. Que la gente tenga el poder de decidir nos puede llevar al abismo. Claro que si. Pero los pueblos tienen TAMBIEN el derecho de irse a la mismisima POR DECISION PROPIA. Lo hemos hechos varias veces. Pero siempre sera mejor a que el "iluminado" de turno decida en lugar de la propia gente.

March 23, 2010 at 10:44 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home