Thursday, March 6, 2008

Es Obama negro?


No, no es broma. La pregunta es pertinente. Cualquiera diría qué le ha pasado a éste que se ha quedado ciego. Pero a partir del post que ha colgado recientemente Ocram sobre el supuesto “racismo” en las campañas contra el pre-candidato demócrata, no está de más mencionar que desde hace algunas semanas se ha venido discutiendo en los Estados Unidos ¿Cuán negro es Obama? ¿Es lo “suficientemente” negro para representar a los “afro-americanos”? ¿Es un “negro como uno” o un “anegrado” de la clase alta norteamericana?

Barack Hussein Obama, Jr. (no me digan que con ese nombre no mete miedo) nació en Hawaii, como “fruto del amor inter-racial” de Barack Hussein Obama, Sr (keniano, de la étnica Lou, por entonces estudiante internacional de la Universidad de Hawaii) y de Ann Duhamm (gringa de Kansas, que luego de separarse del padre de Barack Jr, se casó con un Indonesio…esos gustos, mmmm). Fue criado, gran parte de su infancia, por sus abuelos maternos, de clase media alta, que le dieron un standard de vida que le permitió una buena educación, base de sus posteriores estudios en Columbia University y en The Law School of Harvard.

Es recién que, como parte de su ejercicio profesional, llega a trabajar a favor de los trabajadores y las comunidades afroamericanas de Chicago (mientras Hillary era asesora de la controvertida cadena de supermercados Wall-Mart). Dado sus orígenes –ni siquiera es “americano continental” y más bien es prácticamente africano a secas—y su background de clase media alta, ha generado suspicacias y ha debilitado su ascendencia sobre la comunidad negra en los Estados Unidos, quienes no lo ven necesariamente como “suyo”, como “su representante” (lo mismo puede decirse de Hillary Clinton y de los sectores feministas americanos). Aunque suene paradójico, para muchos lideres sociales afro-americanos, Bill Clinton fue el “primer presidente negro de los Estados Unidos” por el trabajo que hizo su gestión por los derechos civiles de estas comunidades. En el 2001, el Congressional Black Caucus le confirió tal reconocimiento.

Como ven, las identidades primarias, como raza y género (el caso de Hillary Clinton y el rechazo que ha generado en cierto sector del feminismo gringo) son más complejas y no actúan mecánicamente sobre el comportamiento electoral, ni en los Estados Unidos, ni en los Andes, por decir otro ejemplo. Es un tema que merece ser discutido.

Adjunto dos links:
Ocram sobre el “racismo” en la campaña electoral gringa: http://uterodemarita.com/2008/03/05/campana-de-clinton-oscurecio-a-obama/

Y artículo de Ta-Nehisi Paul Coates de TIME (también fuente de la foto): Is Obama Black Enough?
http://www.time.com/time/nation/article/0,8599,1584736,00.html

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home